martes, 26 de abril de 2016

2.170 millones de personas viven en zonas susceptibles de transmisión del virus Zika

Esta es la alarmante conclusión a la que han llegado (1) estimando la distribución de los mosquitos vectores Aedes aegypti y Aedes albopictus. Una distribución similar a la de otros virus como el Dengue o el Chikungunya, también transmitidos por los mismos vectores.


2.170 millones de personas viven en zonas susceptibles de transmisión del virus Zika: 1.420 en Asia, 453 en África y 298 en América.

Sin embargo, en la extensión y transmisión del Zika se deben tener en cuenta también otros factores. Depende de cuántos mosquitos haya en un determinado momento, de cuál sea la probabilidad de que piquen a las personas y de cómo de densa sea la población en ese lugar. Además, no todas las personas que viven en esas zonas están expuestas al virus, ni todos son igualmente susceptibles de ser infectados. Los posibles brotes son esporádicas en el tiempo y en el espacio. Y no podemos descartar un cierto poder protector en las personas ya infectadas que podrían actuar como “efecto rebaño” disminuyendo la posibilidad de extensión de la enfermedad.

En otro trabajo (2), han calculado cómo de contagioso es el Zika en Colombia. Han calculado el número reproductivo básico (Ro) para el Zika, que es el número de nuevos casos que producirá una persona infectada durante su período de contagio en una población con personas susceptibles. El número Ro es una forma de cuantificar cómo de contagiosa en una enfermedad y depende también de muchos factores: de lo que dure la infección, de la probabilidad de trasmisión de la infección, de los contactos que la persona contagiada tenga con otras personas, y de la probabilidad de que una persona infectada sea contagiosa. Generalmente, cuanto más grande sea Ro más difícil será controlar una epidemia. El trabajo sugiere un Ro para el Zika entre 3 y 6. ¿Es mucho o poco? En general, un Ro de alrededor de 4 es preocupante. Para el SARS y el VIH se ha calculado un Ro de alrededor de cuatro. Pero para otras enfermedades mucho más contagiosas pueden ser mucho mayor: para el sarampión entre 12 y 18, seguido muy de cerca por la tos ferina (12-17), y la varicela con valores entre 8-12. Para el Ébola, en la última epidemia en África, fue entre 1,5 y 2.


En conclusión, la extensión del Zika puede llegar as ser muy similar a la de otros virus como el Dengue o el Chikungunya. No hay que alarmarse, pero si estar vigilante. Y recuerda que para controlar al virus, lo más eficaz es controlar al mosquito.


También te puede interesar:


(1) Mapping global environmental suitability for Zika virus. Messina JP, y col. Elife. 2016 Apr 19;5. pii: e15272. doi: 10.7554/eLife.15272),
  
(2) Preliminary estimation of the basic reproduction number of Zika virus infection during Colombia epidemic, 2015–2016. Nishiura, H., y col. Travel Medicine and Infectious Disease 2016 (in press).


domingo, 17 de abril de 2016

#microMOOCSEM: microbiología en 140 caracteres

¿Se pueden dar una clase magistral de ciencia en Twitter?

Si tienes dudas te animo a que sigas nuestra cuenta de Twitter @SEMicrobiología. Desde el pasado 5 de abril y hasta el 7 de junio, un grupo de 30 profesores e investigadores de 20 universidades y centros de investigación diferentes estamos impartiendo clases vía Twitter. Todos somos miembros de la Sociedad Española de Microbiología (SEM).


Cada día (martes, miércoles y jueves) a las 22:00 hora española comenzamos la clase online que consiste en 30-40 tuits (uno por minuto) sobre un tema concreto de microbiología. Compartimos contenidos, webs, links, noticias, entrevistas, imágenes espectaculares, vídeos súper chulos, cientos de enlaces sobre ciencia y microbiología.

No hace falta inscribirse, es online, gratuito (si, gratis, ¡de verdad!), sin certificados ni titulitos. Se trata de compartir y difundir ciencia a través de las redes sociales. Con un lenguaje sencillo, divulgativo y muy visual, el objetivo es llegar a mucha gente, no hace falta conocimientos previos, solo que te guste la ciencia. Nos puedes seguir desde cualquier parte del planeta o del espacio.


Chile: 18:00 h / Argentina: 17:00 h / Bolivia: 16:00 h / Venezuela: 15:30 h 
Colombia, Ecuador, Perú, México DC: 15:00 h

Conéctate a Twitter y sigue la cuenta @SEMicrobiología o la etiqueta #microMOOCSEM. O si prefieres, síguenos en Facebook.

Además, te puedes reenganchar cuando quieras y si te pierdes una clase no pasa nada, luego la puedes consultar en esta web, en la que quedan colgadas todas las clases para que las puedas repasar.

Calendario completo del curso online #microMOOCSEM:

#microMOOCSEM: una cantidad enorme de información online muy útil para tus clases.

No te olvides: martes, miércoles y jueves a las 22:00 h


Organizado por el grupo de Docencia y Difusión de la Microbiología de la SEM y coordinado por un servidor @microbioblog.

lunes, 11 de abril de 2016

​El virus del sarampión viaja en avión

Deberías revisar tus vacunas antes de viajar al extranjero.

Cada vez más gente viaja en avión, y el riesgo potencial de extender una enfermedad infecciosa por el planeta por los vuelos aéreos es cada vez más alto. Sólo en la Unión Europea se calcula que cada año hay unos 800 millones de personas se cogen un avión. En 2013, más de 72 millones de personas pasaron por el aeropuerto de Heathrow (Londres) y unos 53 millones por el de Ámsterdam (Holanda). A principios de 2009, el virus de la gripe A (H1N1) se introdujo en algunos países a través de los vuelos aéreos, y lo mismo ocurrió en 2003 con el brote del coronavirus SARS.

Los aeropuertos y los vuelos internacionales desde países en los que la enfermedad está presente, resultan ser excelentes oportunidades de transmisión de un virus.

Entre el 1 de febrero y el 30 de abril de 2014 hubo un brote de 33 casos de sarampión en Reino Unido y Holanda, todos ellos causados por un virus con un genotipo único. Ahora, se ha publicado un estudio epidemiológico (1) que demuestra que el origen de esos dos brotes de sarampión, ocurrió en un vuelo desde Filipinas.

El sarampión es una de las enfermedad infecciosas más contagiosa. La enfermedad puede complicarse con neumonía, encefalitis e incluso la muerte. Según la OMS, en 2014 hubo 114.900 muertes por sarampión en todo el mundo. La vacuna (sarampión/paperas/rubeola) es muy efectiva: dos dosis de la vacuna previenen en un 99% la enfermedad. Se estima que entre 2000 y 2014, la vacuna evitó 17,1 millones de muertes, lo que la convierte en una de las mejores inversiones en salud pública.

Según este estudio (1), el caso índice (el primer caso) fue un hombre británico no vacunado que en diciembre de 2013 viajó a Filipinas, donde había en ese momento un importante brote de sarampión y el hombre se contagió. En enero, el día anterior al vuelo de vuelta presentó síntomas pero no se sospechó que tuviera sarampión. El vuelo de vuelta a Londres hizo escala en Ámsterdam (Holanda), donde estuvo esperando durante 5 horas al siguiente vuelo.

Se pudieron identificar hasta 9 personas a los que este pasajero les contagio de sarampión directamente: 5 niños no vacunados, 4 de ellos compartieron el vuelo y el otro se infectó en el aeropuerto; y otros 4 adultos sin vacunar, 3 de ellos se infectaron también en el aeropuerto, 2 eran trabajadores del aeropuerto de Ámsterdam, uno de ellos acabó hospitalizado. Estas 9 personas a su vez transmitieron el virus a otros y finalmente, entre febrero y abril se contabilizaron hasta un total de 33 casos de sarampión relacionados con este viajero en el Reino Unido y en Holanda. En todos los casos el genotipo del virus fue el mismo: B3, MVs/Tonbridge GBR/5.14 (GenBank KJ650198). No se ha podido saber si otros pasajeros cuyo destino final eran otros países también se contagiaron de sarampión.


Posible cadena de transmisión del virus del sarampión en el avión y en el aeropuerto de Ámsterdam a partir del caso índice.


Vivimos en un mundo globalizado y los virus se pueden extender por el planeta en muy poco tiempo.



Localización en el avión del caso índice y de los cuatro niños infectados.

Este trabajo pone de manifiesto la importancia de la investigación epidemiológica y la colaboración internacional para detectar y controlar enfermedades infecciosas muy contagiosas que se pueden extender con facilidad por el planeta a través de los vuelos internacionales. Además, demuestra lo importante que es la vacunación para evitar el contagio de infecciones como el sarampión, que todavía es endémico en muchos países. Es muy importante insistir en la vacunación preventiva cuando se viaja a países donde las enfermedades son endémicas, especialmente si los que viajan son niños pequeños (si vas a viajar al extranjero con tus niños, pregunta antes al pediatra si debes vacunarlo). El personal que trabaja en aeropuertos internacionales está especialmente expuesto y también debería tener su cartilla de vacunación al día.


También te puede interesar:





lunes, 28 de marzo de 2016

Si se rechazan las vacunas, aumentan las enfermedades infecciosas

Se acaba de publicar una revisión bibliográfica (1) de todos los brotes de sarampión y tosferina en Estados Unidos en los últimos años y su relación con el retraso y rechazo de las vacunas. La conclusión es clara: el aumento de los casos de sarampión y tosferina está asociado al incremento en el rechazo de las prácticas de vacunación, especialmente en el caso del sarampión.


Casos de sarampión en EE.UU. desde 2001 hasta 2014.

La vacuna contra el sarampión se introdujo en EE.UU. en 1963. Antes de la introducción de la vacuna, había unos 300 casos de sarampión por cada 100.000 habitantes. En los años 80 (desde 1982 hasta 1988) se consiguió reducir hasta 1,3 casos por 100.000. Entre 1989 y 1992 hubo un aumento de casos de sarampión debido a una disminución en la cobertura vacunal y a que sólo se administraba una sola dosis. Por eso, desde 1990 se administró una segunda dosis de la vacuna, y la incidencia de la enfermedad bajo a 1 caso por millón de habitantes. Así, en enero del año 2000 el sarampión fue erradicado de EE.UU. Desde entonces solo ha habido algunos casos aislados, todos ellos importados, unos 200 casos al año, hasta el 2014. Pero en 2014 se declararon 23 brotes de sarampión, un total de 668 casos, el mayor número de casos desde su erradicación. En este estudio se han analizado los 1.416 casos de sarampión que ha habido desde el año 2000. El 56,8% de esos casos ocurrieron en personas sin historia de vacunación.

Los niños no vacunados tuvieron 35 veces más posibilidades de contraer el sarampión que los vacunados.

A diferencia del sarampión, la tosferina sigue siendo endémica en EE.UU. La primera vacuna contra la tosferina se introdujo a mediados de los años 40. Gracias a la vacuna se pasó de unos 150.000-260.00 casos de tosferina al año a solo 1.010 casos en 1976. Sin embargo, desde enero de 1977 (la fecha en la que el número de casos de tosferina ha sido el más bajo) la enfermedad ha ido aumentando. En los últimos diez años, se han detectado hasta 10.000 casos al año. En 1990 se decidió cambiar la formulación de la vacuna: la vacuna viva atenuada (TDwP) se sustituyó por una vacuna acelular (TDaP), en teoría más segura. En 2004 hubo 25.827 casos de tosferina en EE.UU., y en 2014 hubo un brote en California con 9.935 casos. Este aumento en la incidencia de la enfermedad se debe a varias razones: i) la mejora del diagnóstico; ii) la nueva vacuna acelular es menos efectiva que la anterior; iii) la pérdida de anticuerpos protectores con el paso del tiempo. No obstante, este estudio demuestra que en al menos 8 de los últimos brotes de tosferina, entre el 59 y el 93% de los enfermos no estaban vacunados intencionadamente. Por tanto, la no vacunación o revacunación también está relacionada con algunos casos de los últimos brotes de tosferina

Las personas sin vacunar tenían 20 veces más posibilidad de infectarse de tosferina que los vacunados.

En 2013, en EE.UU. la cobertura vacunal para sarampión, paperas y rubeola era del 91,9% y del 83,1% para difteria, tétanos y tosferina, por lo que la mayoría de las enfermedades infantiles prevenibles con la vacunación estaban controladas.  Sin embargo, los recientes brotes de sarampión y tosferina ponen de manifiesto el problema del aumento de personas que dudan o rechazan las vacunas. De hecho, hay varios estudios que demuestran que el rechazo en la vacunación está relacionado con brotes de infecciones por Haemophilus influenzae tipo b, varicela, pneumococo, sarampión o tosferina.

Una vez más, la conclusión es clara: las vacunas salvan vidas, si no vacunas a tus hijos los ponen en peligro real de que adquieran enfermedades infecciosas prevenibles, algunas graves e incluso mortales.

No dejes de leer “Las vacunas funcionan”, el libro que te despejará todas tus dudas sobre las vacunas


Compara estos dos dibujos: uno de principios del siglo XX el otro del siglo XXI. Poco ha cambiado en cien años.

También te puede interesar:





(1) Association Between Vaccine Refusal and Vaccine-Preventable Diseases in the United States: A Review of Measles and Pertussis. Phadke VK, y col. JAMA. 2016 Mar 15;315(11):1149-58. doi: 10.1001/jama.2016.1353. 

viernes, 25 de marzo de 2016

Modelo en 3D del virus Zika


Modelo en 3D del virus Zika


El virus Zika es un Flavivirus, de la clase IV según la clasificación de Baltimore, con genoma RNA monohebra sentido positivo y rodeado de una envoltura, con un tamaño de unos 50 nm.






martes, 8 de marzo de 2016

Zika, microcefalia y Guillain-Barré

En el momento actual, 31 países en América han declarado casos
 de transmisión autóctona del virus Zika.
  
Los datos según la OMS

Desde octubre del 2015 hasta febrero de 2016, las autoridades sanitarias brasileñas han alertado de un aumento de los casos de microcefalia en bebés en la región del noroeste del países, la misma en la que está habiendo más casos de infección por el virus Zika. Se calcula que los casos de microcefalia han aumentado entre 20-30 veces más que la frecuencia normal. Hay 5.909 casos sospechosos de microcefalia, de los que se han investigado 1.687, de estos se han confirmado 641, que podrían estar relacionados con la infección con el virus Zika. Han ocurrido 139 muertes, de las que se han confirmado 39 casos de microcefalia e infección por el virus Zika. Durante la epidemia de Zika en la Polinesia Francesa en 2013, se detectaron 8 casos de microcefalia cuando la frecuencia solía ser entre 0-2 casos por año.


En el contexto de la infección por Zika, nueve países han anunciado un aumento en la incidencia del síndrome de Guillain-Barré. En la Polinesia Francesa se describieron 42 casos de dicho síndrome durante la epidemia de Zika, lo que supone 20 veces más de lo esperado.

Hasta el momento no se ha probado que la infección por el  virus Zika sea la causa de los incrementos  de casos de microcefalia y del síndrome de Guillain-Barré. Sin embargo, según los datos anteriores, ¿la relación entre el Zika, la microcefalia y el síndrome de Guillain-Barré son una coincidencia geográfica-temporal, son mera correlación, o tienen una relación causal?


Los últimos artículos científicos

El genoma del virus Zika se ha detectado en el líquido amniótico de dos mujeres embarazadas cuyos fetos se habían diagnosticado de microcefalia y ambas tenían signos de infección por el virus (1). Los análisis genéticos demostraron que el virus era entre un 97-100% idéntico con los virus del brote de la Polinesia Francesa del 2013. Los análisis fueron negativos para el virus dengue, chikungunya, Toxoplasma gondii, rubeola, cytomegalovirus, herpes simplex, HIV, Treponema pallidum, y parvovirus B19.

El 10 de febrero se publicó en The New England Journal of Medicine (2) el caso de una mujer embarazada que tuvo un aborto con microcefalia en Brasil. Se detectó el virus Zika en el cerebro del feto y no en otros órganos. Se secuenció el genoma del virus y se comprobó un 99,7% se similitud con el genoma de cepas del Zika aisladas en la Polinesia Francesa en 2013 y Brasil 2015. Las muestras fueron negativas para otros virus como dengue, fiebre amarilla, rubeola, varicela-zoster, herpes simplex y para toxoplasma.

En marzo se acaba de publicar (3) un estudio con 88 mujeres embarazadas en Río de Janeiro, de las cuales se detectó el virus Zika en sangre y/o orina en 72 de ellas y 16 fueron negativas. De las 72 positivas se analizaron 42 por ultrasonidos y se detectaron anormalidades en el feto en 12 de ellas. Los análisis de los fetos de las 16 mujeres negativas al virus Zika fueron normales.


Otro dato interesante acaba de publicarse en la revista Cell Stem Cell (4) en que demuestran que el virus Zika puede infectar de forma muy eficaz a células madre neuronales afectando a su viabilidad celular y a su regulación. Por el contario, el virus no es tan eficaz en infectar otros tipos celulares, como células fetales de riñón, células madre embrionarias u otras células indiferenciadas.

Se ha publicado ahora un estudio de los casos del síndrome de Guillain-Barré que ocurrieron en la Polinesia Francesa entre octubre de 2013 y abril de 2014, durante la epidemia de Zika (5). Se diagnosticaron 42 casos, lo que contrasta con el número de casos en los años anteriores (5, 10, 3 y 3 en 2009, 2010, 2011 y 2012, respectivamente). Ninguno de los 42 casos murió. El 88% manifestó síntomas compatibles con la infección por el virus Zika y el 98% presentó anticuerpos anti-Zika. Ninguno tuvo una infección reciente por dengue, otro virus que también se ha relacionado con este síndrome. Todos fueron negativos para Campylobacter jejuni, HIV, cytomegalovirus, Epstein-Barr y herpes simplex.

Conclusiones

1. El virus Zika de detecta el líquido amniótico.
2. Puede atravesar la placenta e infectar el feto.
3. Es preferentemente neurotrópico y afecta a las células neuronales en desarrollo.
4. Se detecta en tejido cerebral fetal.

Es muy probable, por tanto, que el virus Zika, como otros microorganismos, sea la causa del aumento de casos de trastornos neurológicos graves. Estamos ante un efecto iceberg: en un brote epidémico en el que el número de casos de infección es muy alto, es cuando afloran estos “efectos colaterales”. Si, como todo parece, se confirma, el Zika dejaré de ser una fiebre tropical leve sin importancia.

(1) Detection and sequencing of Zika virus from amnioticfluid of fetuses with microcephaly in Brazil: a case study. C. Guilherme et al. The Lancet Infectious Diseases. February, 2016.

(2) Zika virus associated with microcephaly. J. Mlakar et al. The New England Journal of Medicine. February 10, 2016.

(3) Zika virus infection in pregnant women in Rio de Janeiro — Preliminary Report. P. Brasil, et al. The New England Journal of Medicine. March 4, 2016.



Más información de la OMS [aquí].

También te puede interesar: ¿Se puede transmitir el Zika por vía sexual?

¿Qué es la microcefalia?La microcefalia ocurre cuando la cabeza del bebé es mucho más pequeña de lo esperado. Puede ser una afección aislada que ocurre sin otros defectos graves y el niño tenga un desarrollo más o menos normal, o puede presentarse en combinación con otros defectos congénitos graves. Estos problemas pueden variar desde leves hasta muy graves, y con frecuencia duran toda la vida. En algunos casos, estos problemas pueden poner en peligro la vida. La microcefalia no es una enfermedad común: se estiman unos 2 casos por cada 10.000 bebés nacidos vivos. No existe una cura ni un tratamiento específico. Se desconocen las causas de la microcefalia en la mayoría de los bebés. En algunos casos tiene una causa genética. Algunas infecciones como la rubéola, toxoplasmosis, citomegalovirus, herpes simple, sífilis, VIH, ... durante los primeros meses de embarazo pueden ser la causa de la microcefalia. También puede estar relacionada con la desnutrición grave o la exposición a sustancias dañinas (alcohol, ciertos medicamentos, drogas, sustancias químicas tóxicas) durante el embarazo. 
¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré?El Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno neurológico autoinmune poco frecuente en el que el sistema inmune ataca a la mielina, la capa aislante que recubre los nervios, se dañan las neuronas y causa debilidad muscular y a veces parálisis. Los síntomas duran algunas semanas y la mayoría de las personas (el 80%) se recuperan totalmente. Sin embargo, algunas padecen daños del sistema nervioso a largo plazo. En casos muy raros (un 4%), hay personas que han muerto por este síndrome, generalmente por presentar dificultad para respirar. Se calcula entre 0,4 y 4 casos al año por cada 100.000 personas, es más frecuente en personas mayores de 30 años. Existen muchas causas del Síndrome de Guillain-Barré. Alrededor de dos tercios de las personas que presentan síntomas ha sido varios días o semanas después de haber presentado diarrea o una enfermedad respiratoria. La infección por la bacteria Campylobacter jejuni es uno de los factores de riesgo más comunes. También se ha descrito después de haber tenido gripe u otras infecciones, como citomegalovirus, Epstein-Barr o VIH.

domingo, 6 de marzo de 2016

Zika: ¿conspiración o evolución?

¿Por qué surgen nuevos virus?

El virus Zika es un nuevo invento de las compañías farmacéuticas que en colaboración con la Organización Mundial de Salud crean alarma en la población, para engañar a los gobiernos y que inviertan nuestro dinero en vacunas y fármacos que luego no sirven para nada. No es la primera vez que la Organización Mundial de la Salud nos engaña, recuerden ustedes lo que pasó con la gripe aviar: ¡todos íbamos a morir! El Zika se trata de una nueva conspiración de determinados lobby, un virus mutante creado en el laboratorio con fines eugenésicos para controlar la natalidad de los países en vías de desarrollo. Para eso se han inventado hasta lo de la microcefalia. El Zika es un error de empresas biotecnológicas de mosquitos transgénicos. Todo lo que está pasando ahora con el Zika es lo mismo que ocurrió con el Ébola, gripe, VIH y otras plagas: un oscuro contubernio de investigaciones malintencionadas.

Cosas como estas leemos en algunos foros, internet y, lo que es peor, en algunos respetables medios de comunicación. Con los virus se mezcla el temor, la polémica y un gran número de personas afectadas: los ingredientes perfectos para el notición. Pero ¿qué hay de cierto en todo ello?, ¿lo del Zika es realmente una conspiración mundial? Veamos lo que dice la ciencia.

Algunas enfermedades infecciosas se diseminan o resurgen en una nueva zona del planeta, aparecen por primera vez causadas por un virus que era desconocido hasta ese momento. Son virus nuevos o reemergentes. Pero, ¿por qué surgen estas nuevas infecciones virales? Principalmente por tres razones.

En primer lugar, la propia naturaleza y biología de los virus influye en la aparición de nuevas enfermedades. La mayoría de los casos de nuevos virus, como el Zika, tiene el genoma del tipo ARN y esta molécula ARN tienen una tasa de mutación, de error, muy alta. Sus enzimas cometen muchos errores al copiar el genoma y además no los corrigen. Muchos otros virus tienen sus genomas distribuidos en varios fragmentos. Cuando dos virus infectan una misma célula, pueden ocurrir fenómenos de recombinación o mezcla y de intercambio de genomas, con lo que pueden aparecer de forma natural nuevos virus con genomas híbridos o mezclados. Estos fenómenos de mutación y de recombinación, unido al hecho de que los virus se multiplican a velocidades extraordinariamente altas (en un solo tubo de ensayo podemos tener en pocas horas cientos de miles de millones de partículas virales), hacen que la capacidad de evolución y adaptación de los virus sea enorme. En los virus es como si el proceso evolutivo (el cambio y la selección natural de la que hablaba Darwin) fuera a muy alta velocidad y por eso es tan fácil que aparezcan nuevos virus en tiempos muy cortos.


 La Naturaleza, los fenómenos evolutivos, nuestro propio estilo de vida o el clima son responsables de la aparición de nuevos virus.

A eso hay que añadir que en la aparición y extensión de nuevos virus también influimos nosotros mismos, nuestro estilo de vida. Cerca del 50% de la población mundial vive en grandes urbes, ciudades con más de 10 millones de habitantes. El hacinamiento, la polución y falta de higiene favorecen especialmente la transmisión de infecciones respiratorias y gastrointestinales. Además, vivimos en un mundo globalizado en el que los virus no conocen fronteras. Nosotros mismos podemos desayunar en Madrid y el mismo día cenar en Nueva York. Hay muchos ejemplos de virus que se han extendido por el planeta en cuestión de unas pocas semanas: el coronavirus SARS, el Ébola o ahora el Zika. ¡Los virus o sus vectores también viajan en avión o en barco!

Por último, otro factor que también afecta a la aparición de infecciones emergentes es el cambio climático y la alteración de los ecosistemas. La eliminación de árboles en una región, el aumento de lluvias, las sequias o el calentamiento global pueden afectar a la densidad y distribuciones de animales, roedores o insectos que actúan como vectores o vehículos de transmisión de los virus. Por ejemplo, existen más de 400 virus distintos que, como el Zika, son transmitidos por mosquitos y garrapatas. Cada especie de mosquito requiere unas condiciones concretas de temperatura y humedad para desarrollar su ciclo vital. Su distribución geográfica depende por tanto de estas condiciones ambientales. Pequeños cambios en la temperatura y humedad pueden modificar la distribución global de estos insectos y por tanto alterar la extensión de estos virus. No podemos descartar por tanto que en el futuro las enfermedades tropicales dejen de ser tan tropicales. Además, no debemos olvidar que la mayoría de los enfermedades infecciosas virales en humanos tienen su origen en virus de animales: la gripe es un virus de aves, el origen del VIH está en los monos, el Ébola en murciélagos y otros animales salvajes, …

No hay que imaginar oscuros intereses o contubernios internacionales para explicar la aparición y rápida extensión del virus Zika. Ni este virus, ni ningún otro, se ha escapado de laboratorios secretos donde manipulan los patógenos. La propia Naturaleza, los fenómenos evolutivos, nuestro propio estilo de vida o el clima son responsables de la aparición de nuevos virus.

En el caso del Zika es probable que hayan coincidido varios factores: una población sin inmunidad previa al virus y más susceptible; un aumento de la población del mosquito vector, quizá influido por el clima; unas condiciones sanitarias y de control que dificultan el diagnóstico y el control de la población de mosquitos. El virus Zika se transmite principalmente por mosquitos, causa un enfermedad casi sin importancia, leve, con una tasa de mortalidad bajísima (de la gripe estacional normal se calcula que pueden morir cada año más de 200.000 personas en todo el mundo). Pero si se confirma, como parece, que en mujeres embarazadas puede ser la causa de la microcefalia, el Zika puede ser un problema muy serio. Para combatir el Zika hay que luchar contra los mosquitos, porque es mucho más fácil matar mosquitos que virus.



miércoles, 17 de febrero de 2016

¿Quieres hacer un buen vino?: selecciona las levaduras

 Las levaduras autóctonas de diferentes regiones 
influyen significativamente en la calidad y el tipo de vino.

El concepto de terruño o “terroir” está relacionado con la personalidad y calidad de los vinos. El terruño designa la interacción de varios factores que son los que le van a dar carácter al vino: el clima, tipo de suelo, variedad de uva e incluso el modo de cultivo. Así, uvas de la misma variedad cultivadas, vinificadas y envejecidas con las mismas técnicas en zonas geográficas diferentes producen vinos muy distintos entre sí. Pero además, cada vez hay más evidencias del papel esencial que juegan los microorganismos, especialmente las levaduras, en el perfil que define a un vino concreto. El aroma, sabor, olor, color y textura de un vino depende de las levaduras autóctonas que vienen en las uvas desde el viñedo.


El tipo de levaduras es lo específico del terruño.

Estas ideas se las vengo oyendo a mi amigo, colega y emprendedor David García Yoldi desde hace varios años. David es el director de LEV2050, una empresa biotecnológica dedicada a la selección y producción de levaduras autóctonas. David me convenció cuando me dio a probar cuatro vinos, obtenidos de uvas del mismo viñedo, pero fermentados con cuatro levaduras diferentes aisladas del mismo viñedo. El resultado fue espectacular: el aroma, los sabores, el grado de acidez y de alcohol de los cuatro vinos eran totalmente distintos, ¡y la única diferencia era el tipo de levadura empleada! Hacer vinos con levaduras comerciales puede asegurar la fermentación (la transformación del azúcar en alcohol), pero homogeniza y unifica los vinos, que pierden personalidad y singularidad. Fermentar el vino con una selección de sus levaduras autóctonas permite obtener todo un conjunto de aromas y sabores propios.


La identidad de un vino depende de sus microbios.

Hace unos pocos meses, investigadores de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) han publicado en la revista Scientific Reports Nature el artículo que a David y mi nos hubiera gustado escribir hace años. En este trabajo han empleado 3.900 cepas distintas de levaduras Saccharomyces cerevisiae autóctonas aisladas de seis regiones vinícolas diferentes de Nueva Zelanda. El análisis genómico reveló 295 genotipos distintos. Mediante análisis bioinformáticos y estadísticos seleccionaron seis levaduras de cada una de esas regiones cuyos genotipos eran representativos. Con esas levaduras realizaron microvinificaciones empleando jugo de uva blanca esterilizado de la variedad Sauvignon del 2012. En total realizaron 126 fermentaciones, combinando las distintas levaduras por triplicado. Una vez obtenidos los vinos, se cuantificó la concentración de 39 compuestos volátiles y de otros parámetros de calidad y se evaluaron distintos compuestos responsables de descriptores sensoriales a manzana, frutas dulces, melocotón, miel, flores, plátano, etc.


La levadura: el mejor amigo del hombre. Sin levadura, la vida sería más dura.

Los resultados demostraban que los tipos y concentraciones de los metabolitos volátiles producidos por Saccharomyces cerevisiae dependía del genotipo de la levadura. Además, los distintos perfiles de los vinos obtenidos dependían de las levaduras empleadas y existía una correlación significativa entre la región en la que se había aislada la levadura y el perfil de aroma del vino.  Este trabajo es el primer ensayo empírico que demuestra el potencial microbiano en el concepto de terruño y que los microbios contribuyen de forma significativa en la identidad regional del “terroir” del vino. Los microbios explican por qué obtenemos vinos diferentes según terruños diferentes. Los microbios influyen sobre las viñas y las uvas y provocan diferencias de aroma y sabor. Este trabajo se ha realizado con levaduras obtenidas en un año concreto. Queda pendiente estudiar cómo podría afectar empleando levaduras aisladas de una misma zona pero a lo largo de varios años.

La capacidad de los microbios de influir en la calidad y tipo del vino es mucho mayor de lo que se estimaba

En España, este tipo de ensayos los realiza LEV2050 que genera bancos de levaduras autóctonas que permiten aportar personalidad, singularidad y carácter a los vinos. Se aíslan y seleccionan levaduras de los propios viñedos. Para más información pincha AQUÍ.