domingo, 17 de julio de 2011

Arsénico por compasión: ¿y si a los extraterrestres les gusta el veneno? . Descubren una bacteria capaz de vivir con arsénico


El arsénico es unos de los elementos químicos más tóxicos que se conocen. Hace poco tiempo, en Bangladesh se produjo una intoxicación masiva, la mayor de la historia, debido a la construcción de pozos de agua contaminados con este elemento. El envenenamiento por arsénico puede ocurrir con dosis menores de 100 mg, y se han atribuido al arsénico propiedades cancerígenas.

Investigadores de la NASA que se dedican a la astrobiología (búsqueda de nuevas formas de vida en el espacio) han hecho público (Science) el descubrimiento del primer microorganismo conocido capaz de sobrevivir y emplear para su metabolismo el arsénico. Esta bacteria, del grupo denominado de las Halomonas, vive en el lago Mono en California, un lago inusual por su  un alto grado de salinidad, alcalinidad y niveles de arsénico.

Antes de este descubrimiento, pensábamos que el carbono, hidrogeno, nitrógeno, oxigeno, fósforo y azufre eran los seis bioelementos básicos conocidos en todas las formas de vida sobre el planeta. En concreto, el fósforo es parte de las moléculas de ADN y ARN, portadoras de la información genética esencial para cualquier ser vivo. Además, es un componente esencial en la molécula transportadora de energía (el ATP) y en los fosfolípidos que forman las membranas biológicas. Por su parte, el arsénico es un compuesto con propiedades químicas muy similares al fósforo (en la tabla periódica, los químicos lo sitúan debajo del mismo) y por eso es tóxico al interferir con el metabolismo de las células.

Los investigadores han aislado esta bacteria, denomina cepa GFAJ-1, cultivándola en medios pobres en fósforo pero con arsénico, forzándola a crecer con este compuesto. Los análisis han demostrado que la bacteria no solo es capaz de crecer con el veneno, sino que lo incorpora en su metabolismo y lo emplea para la construcción de sus propias moléculas como el ADN o las proteínas y en sus membranas biológicas. Aunque se tiene dudas de si la bacteria es capaz de sustituir todo su fósforo de sus moléculas por el arsénico, este hallazgo sugiere que podría ser posible cambiar uno de los principales bioelementos por otro y que este cambio sea compatible con la vida.

Se sabía de la existencia de algunos microorganismos capaces de respirar arsénico, pero lo que no se había descubierto hasta ahora es que algunos pueden utilizarlo para construir sus propias moléculas. Con este nuevo hallazgo la definición de vida se ha ampliado. A la hora de buscar nuevas formas de vida extraterrestre hay que considerar que quizá el concepto de vida biológica es más amplio de lo que estudiamos en los libros de texto. Se abren así nuevas fronteras en el estudio del origen de la vida y de la evolución terrestre.

(Este artículo ha sido muy criticado por otros investigadores, se recomienda seguir los comentarios).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada