lunes, 18 de julio de 2011

La súper-bacteria: aparece en el Reino Unido, procedente de la India, una súper-bacteria resistente a los antibióticos

Es un hecho conocido que las bacterias se están haciendo resistentes a los antibióticos convencionales. Hace diez años, la preocupación se centraba en unas bacterias llamadas Gram positivas, especialmente algunos Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina o Enterococcus resistentes a la vancomicina. Sin embargo, recientemente está aumentando la aparición de bacterias de otro grupo (Gram negativas) multiresistentes a varios antibióticos a la vez y que representan un serio problema de salud pública.

Este aumento de resistencia a los antibióticos es debido principalmente a la existencia de genes que se pueden transmitir rápidamente entre las poblaciones de bacterias. Estos genes de resistencia se localizan en pequeños “cromosomas”, denominados plásmidos, capaces de pasar de una bacteria a otra. Las posibilidades actuales del ser humano de moverse y viajar por el planeta están permitiendo que estos plásmidos bacterianos se transporten rápidamente entre países y continentes. En la mayoría de los casos no es posible detectar esta diseminación de bacterias resistentes y sólo se hace evidente en determinadas situaciones, como acaba de suceder con un artículo aparecido en la revista The Lancet infectious diseases.

Los autores del trabajo documentan la aparición en el Reino Unido de cepas de enterobacterias Gram negativas resistentes a múltiples antibióticos, que provenían de la India y Pakistán. Han comparado las bacterias de las distintas procedencias, analizando su susceptibilidad a varios antibióticos y la presencia de genes que confieren resistencia a un tipo concreto de antibiótico de amplio espectro, los carbapenems (que son el último recurso para muchas infecciones bacterianas por E. coli y Klebsiella pneumoniae). Los resultados demuestran que muchas de las cepas eran portadoras de dichos genes y resistentes a la gran mayoría de antibióticos ensayados.

El análisis epidemiológico molecular demostró además que las cepas británicas provenían de pacientes que habían viajado recientemente a la India y Pakistán, lo cual sugiere que esa resistencia a los antibióticos ha sido importada de estos países. Esto alerta sobre el peligro potencial de diseminación del gen de resistencia por todo el mundo, un posible escenario que plantearía serios problemas de salud pública y que requiere una vigilancia internacional coordinada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario