martes, 6 de septiembre de 2011

El capitán América contra los virus: una nueva sustancia capaz de hacer que las células infectadas con virus se suiciden.


Como sabes, la mayoría de las infecciones bacterianas puede ser tratadas con antibióticos, como la penicilina, pero los antibióticos no son efectivos contra los virus. A pesar de una intensa investigación, actualmente existen relativamente muy pocas sustancia anti-virales. Por eso, desarrollar nuevos compuestos de amplio espectro capaces de inactivar varios tipos de virus a la vez es una prioridad en la lucha contra las infecciones virales.

Ahora, un grupo de investigadores del Massachusetts Institute of Technology's (MIT's) han diseñado una nueva sustancia que puede identificar las células que han sido infectadas por cualquier tipo de virus y matarlas

La técnica se basa en el hecho de que cuando un virus infecta una célula, el virus emplea la maquinaria celular para su propio provecho, esto es, multiplicarse y crear más copias del virus. Por eso decimos que los virus son parásitos intracelulares obligados. Durante este proceso, el virus produce unas moléculas de ácido nucleico ARN de doble hebra, que no se encuentran en las células sanas no infectadas.

La sustancia en cuestión es una proteína quimérica en la que se mezclan varios grupos o dominios con distintas funciones. Una parte de la proteína es capaz de unirse a ese ARN de doble hebra que producen solo las células que han sido infectadas con el virus. Y otra parte hace que se active en esas mismas células las reacciones que llevan a la muerte celular programa (una especie de “suicidio” celular también denominado apoptosis). Además, le han añadido unas secuencias o “señales” para asegurarse de que la proteína entra dentro de las células. Esta proteína por tanto combina dos tipos de acciones: si la célula está infectada por un virus y produce ARN de doble hebra, la proteína se une a él, lo que permite que active a su vez la muerte celular. Si la célula está sana y no ha sido infectada por el virus, la proteína no actúa. Solo mueren o se “suicidan”, por tanto, las células infectadas por el virus.

En el trabajo, publicado en PLoS ONE, los investigadores han ensayado la proteína contra 15 virus diferentes, y han encontrado que es efectiva contra todos ellos, incluidos los Rhinovirus que causan el resfriado común, el virus de la gripe H1N1, virus intestinales, el de la polio, el del Dengue y varios que causan fiebres hemorrágicas.


El nuevo sistema se denomina DRACO, del inglés Double-stranded RNA Activated Caspase Oligomerizer, y tiene un amplio espectro anti-viral: es efectivo contra virus con genoma ADN o ARN, con o sin envoltura, que se multiplican en el citoplasma o en el núcleo de las células, que infectan humanos o animales, o que emplean distintos tipos de receptores para su entrada en las células.

Los investigadores han demostrado también que esta proteína no tiene efectos tóxicos en una gran variedad de tipos de células humanas sanas, y que incluso es capaz de curar ratones infectados con el virus de la gripe H1N1.

Esta proteína está siendo ensayada con más virus y, según los autores, los resultados son muy prometedores, por lo que no hay que descartar que pronto comiencen ensayos clínicos en humanos.


3 comentarios:

  1. En un paciente con una infección vírica muy extendida , con muchas celulas infectadas, si se le administra esta substancia ¿ No le prerjudicaría este tipo de tratamiento?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensé. El virus tendría que ser detectado en una etapa temprana de infección. De otra forma este tratamiento podría ser muy perjudicial.

      Eliminar