martes, 18 de octubre de 2011

La “bala mágica” contra el cáncer: modifican un virus para que se dirija únicamente contra las células del tumor.

Imagínate que fuésemos capaces de desarrollar un vehículo lo suficientemente inteligente que se dirigiera de manera selectiva a las células cancerígenas, sin afectar al resto de células sanas, y les inyectará sólo a ellas un antídoto que las matara: una “bala mágica” contra el cáncer. Pues más o menos eso han conseguido un grupo de investigadores, según publica Nature.

Para ello, han modificado genéticamente el virus vaccinia, un viejo conocido empleado durante muchos años como vacuna para erradicar la viruela. Han diseñado la nueva cepa del virus, denominada JX-594, para que sea capaz de replicarse, expresar un gen extraño y amplificarse en las células tumorales.


JX-594 es un virus oncolítico desarrollado por la empresa estadounidense Jennerex, diseñado para localizar, atacar y destruir las células tumorales. Está diseñado para reproducirse de forma selectiva en células tumorales que tienen actividad vía EGFR/Ras, pero no así en el tejido normal.

Han realizado un ensayo clínico con un grupo de pacientes, todos ellos con cáncer avanzado que afectaba a varios órganos y que no respondían a los tratamientos habituales. Los pacientes recibieron una sola inyección con distintas dosis del virus JX-594 modificado genéticamente. El análisis de las biopsias de los tumores demostró que en varios de los pacientes el virus fue capaz infectar y multiplicarse en las células tumorales, pero no en las de los tejidos sanos y normales. Además, se detectó también en los tumores la expresión de un gen extraño que se había introducido en el virus para facilitar su detección. Este virus fue bien tolerado por los pacientes incluso en las dosis más altas, ya que los únicos efectos secundarios fueron malestares similares a los de una gripe que duraron tan solo un día.

Es la primera vez que se consigue una terapia viral que se replica exclusivamente en los tejidos tumorales tras una inyección intravenosa en humanos. Esta nueva estrategia permite expresar genes extraños de manera selectiva en las células del tumor, lo que abre la posibilidad de que se pueda introducir de manera selectiva sustancias terapéuticas en tumores sólidos en humanos.
 
Aunque con esta investigación no han conseguido curar a ninguno de los pacientes, han demostrado que ya somos capaces de modificar determinados  virus, inyectarlos al paciente, que el virus se dirija solo contra las células del tumor, sin afectar al resto de células sanas, y les inyecte el antídoto adecuado. Se ha fabricado la “bala mágica” que en el futuro quizá podamos modificarla a medida para que sea efectiva contra los distintos tipos de cáncer.

Intravenous delivery of a multi-mechanistic cancer-targeted oncolytic poxvirus in humans. Breitbach, C.J., et al. Nature. 477(7362):99-102.

3 comentarios:

  1. Por lo que leo aun queda mucho camino por andar para que esto sea realmente eficiente pero es una muy buena noticia. Me ha alegrado mucho leer esto.

    Hablas un par de veces de genes "extraños", no lo entiendo, ¿que tipo de genes son? y ¿porque son extraños?

    Leticia

    ResponderEliminar
  2. Leticia,
    con lo de genes extraños me refiero a genes que porta el virus y que no están en las células. La expresión de estos genes en las células indica que el virus ha sido capaz de introducirles el gen y permitir su expresión.
    Ignacio

    ResponderEliminar