martes, 4 de octubre de 2011

Virus o bacteria: saber quién te infecta en pocos minutos te puede salvar la vida.


Muchas enfermedades infecciosas comienzan con síntomas muy parecidos: malestar general, fiebre, dolor muscular… Sin embargo, la causa de la infección puede ser muy diversa. Si se trata de una bacteria el tratamiento suelen ser antibióticos, que como sabes nada hacen contra los virus.

Cuánto antes seamos capaces de conocer la causa de la infección antes se podrá recetar un tratamiento correcto. Si se recetan antibióticos a un paciente que al final lo que tiene es una infección viral, además de no curarle, estamos contribuyendo a que aumente el problema de las bacterias resistentes a los antibióticos y de reacciones alérgicas.

Los métodos de diagnostico actuales para diferenciar ambos tipos de infecciones son lentos, se necesita “mucho” tiempo (24-48 horas) para obtener el resultado, y a veces no son exactos. Se ha publicado en Analytical Chemistry un trabajo en el que describen con éxito un nuevo test rápido y preciso capaz de diferenciar si la infección está causada por una bacteria o por un virus.

Los investigadores analizaron un total de 69 muestras de sangre, 33 de pacientes con infecciones bacterianas y 36 víricas, e incluyeron también un grupo control con muestras de personas sanas. Han encontrado que el sistema inmune de los pacientes con infecciones bacterianas se comporta de diferente manera que el sistema inmune de los pacientes con infecciones virales, y han desarrollado el test basándose en estas diferencias. En concreto, el test mide mediante técnicas luminiscentes la activación de los fagocitos (un tipo de glóbulos blancos de la sangre), que es distinta según se trate de infección bacteriana o vírica. Demuestran que el nivel de activación de los fagocitos es un indicador  muy sensible del tipo de infección.
Durante la infección, los fagocitos se activan y producen especies reactivas de oxígeno que pueden ser detectadas mediante técnicas quimioluminiscentes.

El método es rápido, sencillo de realizar y se puede comercializar sin dificultad. El test tiene un alto valor predictivo (casi el 90%), puede ayudar al médico a diferenciar entre infección viral o bacteriana, y facilitarle la elección de un tratamiento adecuado.

Differentiation between viral and bacterial acute infections using chemiluminescent signatures of circulating phagocytes. Prilutsky D, et al. Anal. Chem. 2011. 83(11):4258-65.

2 comentarios:

  1. Es muy interesante. Pero supongo que ese tipo de analisis seran costosos. No es un test que se pueda aplicar de rutina en la consulta del medico de cabezera ¿no?

    Leticia

    ResponderEliminar
  2. Leticia,
    muchas gracias por tu comentario. La verdad es que no creo que sea muy difícil ni costoso. Según explican en el artículo original, es tan sencillo como mezclar una muestra de sangre y un par de reactivos (lumninol y zymosan)y luego medir la quimioluminiscencia en un luminómetro. Según la técnica en una o dos horas después de la toma de muestra de sangre puedes tener el resultado.
    Si te interesa, me pasas tu e-mail y te envió el articulo completo.
    Gracias,
    Ignacio

    ResponderEliminar