lunes, 14 de noviembre de 2011

El virus más grande del mundo: grande, grande, pero que muy grande!

En el año 2003, en el curso de unos estudios sobre legionelosis (la enfermedad causada por la bacteria Legionella), se describió la existencia de un tipo de virus peculiar en el interior de amebas, los llamados Mimivirus (*). Se denominaron así porque cuando fueron descubiertos se confundieron con  bacterias debido a su tamaño y a que "imitaban" (del inglés mimic) la tinción de una bacteria Gram positiva. Su genoma era el mayor genoma viral conocido, y  mostró la presencia de genes no encontrados en ningún otro virus (como los de la ARNt aminoacil transferasa), que hasta entonces se creía exclusivo de organismos celulares. El descubrimiento de los Mimivirus reabrió el debate sobre si los virus son realmente seres vivos.

Ahora, según publica la revista PNAS, en una campaña en la estación marina de Las Cruces en Chile han “pescado” un nuevo tipo de virus todavía más grande, al que han denominado Megavirus chilensis, y que también se replica en el interior de las amebas. Se trata de un “pariente” de los Mimivirus, pero incluso más grande.


Los virus no son células, son parásitos intracelulares
que siempre se multiplican dentro de las células.
En este caso, tanto Mimivirus como Megavirus se multiplican dentro
de la ameba Acanthamoeba castellani
Ambos tipos de virus tiene una morfología típica: 
una cápside icosaédrica rodeada de una capa de fibras.

Su tamaño es de unos 680 nanómetros (recuerda que un nanómetro es un millón de veces más pequeño que un milímetro). Su genoma ADN de doble cadena lineal con más de 1.200.000 pares de bases es capaz de codificar 1.120 proteínas distintas, un número incluso mayor que mucha bacterias. Es el genoma viral más grande hasta ahora conocido. Para que te hagas una idea el virus de la gripe puede tener un tamaño entre 80-100 nanómetros y un genoma con unas 14.000 pares de bases que codifica solo 10 proteínas. Además, como los Mimivirus, este nuevo virus también tiene genes “celulares” como los de la ARNt aminoacil transferasa, no encontrados en el resto de virus.

Según los autores, estos descubrimientos apoyan su hipótesis de que los Mimivirus y Megavirus han podido evolucionar a partir de un genoma celular ancestral mediante un proceso de evolución reductiva, frecuente en otros microorganismos parásitos intracelulares. Sin embargo, al menos para algunos de nosotros, todavía deja abierta la discusión sobre si los virus pueden ser considerados seres vivos o no.

(*) A giant virus in Amoebae. 2003. La Scola, B., et al. Science,299: 2033.


Distant Mimivirus relative with a larger genome highlights the fundamental features of Megaviridae. 2011. Arslan, D.,et al. PNAS, 108 (42): 17486-17491.

11 comentarios:

  1. La verdad es que este curso merece la pena que sea muy difunido. Lo haré entre todos los contactos que tenga a mi alcance. Es un placer y un privilegio poder acceder a información tan completa realista y objetiva sobre estos temas. Gracias a lo que voy aprendiendo por aquí, encuentro algunas respuestas como por qué narices siempre había que ponerse una vacuna nueva todos los años para la gripe, por ejemplo. o información que contrasta con la la leyenda urbana de que el virus del SIDA fue creado en un laboratorio de vete a saber donde, o por que es tan insidioso y dificil de curar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafael, me alegro mucho de que te haya gustado. En unos pocos meses saldrá otro sobre "Los microbios que te rodean"!

      Eliminar
  2. Hola! Hasta cuándo está habilitado el curso? Muy interesante!

    ResponderEliminar
  3. El curso está habilitado todo el tiempo, pero una vez que se inicia la sesión, debe completarse en dos semanas.
    Gracias,
    Ignacio

    ResponderEliminar
  4. Si consideramos que no son seres vivos,podríamos pensar que evolucionan para serio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los virus también evolucionan, pero en este caso yo me inclino más a pensar que se trata de una evolución regresiva. Es decir, formas de vida muy sencillas que evolucionan hacia el parasitismo intracelular y acaban "perdiendo" funciones. En vez de virus muy complejos como formas intermedias hacia la evolución hacia células.

      Eliminar
    2. La evolución no tiene ningún fin. No hay ningún organismo que evolucione para llegar a una meta. La idea de que nosotros los humanos estamos en la cumbre de la evolución, de que somos "mas evolucionados" que los peces por ejemplo es errónea. Simplemente se van tomando diferentes caminos. No hay nada al final del camino a lo que llegar, nada que alcanzar. Lo que pasa es que la replicacion del genoma en los organismos biológicos (animales, bacterias, virus,etc.) no es un proceso perfecto, aunque algunos tengan procesos altamente eficientes para replicar y reparar su genoma, siempre va a haber una posibilidad real de mutaciones y cambios en la fidelidad del mismo, también debido a factores ajenos al individuo como radiación, por ejemplo. Ahora, hay algunos cambios que no modifican las posibilidades de sobrevivir, así como hay mutaciones que las pueden reducir, y otras que pueden ser benéficas para el individuo y su progenie. La existencia, en este sentido, es un camino que no va a ningún lado, se trata únicamente de permanecer, de seguir en el camino. Los organismos que poseen las características necesarias, se ven beneficiados, sobreviven y siguen en el juego, existiendo y replicando su información, los que no, simplemente dejan de existir. Selección Natural. Espero haber expresado claramente mi opinión. Saludos.

      Eliminar
  5. Muchas gracias Ignacio, por poner al alcance de todos un curso tan interesante y tan útil! Esperaremos impacientes a que salga el próximo!

    ResponderEliminar