martes, 13 de diciembre de 2011

Bacterias "vampiro": depredadoras que se comen a otras bacterias


En el mundo microbiano hay varios ejemplos de bacterias depredadoras o “vampiros” que atacan y se alimentan de otras bacterias (Myxobacteria, Bdellovibrio, …). En 1983 se aisló por primera vez de una muestra de aguas residuales Micavibrio aeruginosavorus, una pequeña bacteria que actúa como una “sanguijuela”, pegándose a la superficie de otras bacterias de las que se alimenta.

El ciclo vital de Micavibrio consiste en dos fases, una primera de ataque, en la que la bacteria se mueve y busca su presa, y una segunda fase de unión en la que Micavibrio se fija de manera irreversible a la superficie de la bacteria de la que se va alimentar. Micavibrio es muy exigente con su dieta y, por supuesto, no se alimenta de cualquier cosa. Normalmente en su menú suele preferir otras bacterias tan apetitosas como Pseudomonas, Burkholderia o Klebsiella.


Micavibrio aeruginosavorus es una pequeña bacteria Gram negativa
(de color amarillo en la foto) que se fija sobre otra bacteria como
Pseudomona aeruginosa (de color púrpura) de la que se alimenta y
sobre la que se multiplica.

Un grupo de investigadores han publicado en BMC Genomics el genoma completo de Micavibrio aeruginosavorus, cuyo análisis aporta una información muy interesante sobre la biología y evolución de esta bacteria “vampiro”.

A pesar de ser un depredador obligado, su genoma contiene la mayoría de los genes necesarios para el metabolismo. Sin embargo, hay varios aminoácidos que la bacteria no es capaz de sintetizar por sí misma ni incluso de transportar del exterior, lo que explicaría la total dependencia de su presa, y por qué Micavibrio no puede crecer en medios de cultivo tradicionales. Además, contiene una gran cantidad de genes que codifican hemolisinas, un tipo de toxinas muy importantes para la interacción Micavibrio-presa, ya que pueden formar poros o canales en la membrana de la presa para facilitar el tráfico de sustancias. El arsenal se completa con una importante cantidad de enzimas hidrolíticos, para digerir las macromoléculas de su presa.

Este trabajo también demostró diferencias en la expresión de los genes en las dos fases de su ciclo biológico. Así, en la fase de ataque, en la que Micavibrio busca a su presa se expresan los genes para la biosíntesis del flagelo y la quimiotaxis (para el movimiento); mientras que en la fase de unión, en la que Micavibrio pierde su movilidad, se alimenta de su presa y comienza a dividirse, se expresan los genes relacionados con el metabolismo, la replicación del ADN y la secreción de proteínas.

Se trata de un interesante trabajo que sirve como muestra de cómo la información genómica (qué genes y cómo se expresan) da importantes pistas sobre la biología de las bacterias.

Genomic insights into an obligate epibiotic bacterial predator: Micavibrio aeruginosavorus ARL-13. Wang, Z., et al. BMC Genomics 2011, 12:453.

5 comentarios:

  1. ¿esta bacteria "vampiro" podria entrar en el organimso de algun ser vivo? y de ser asi ¿cuales serian los efectos?

    ResponderEliminar
  2. Nagore, creo que Micavibrio no es patógena. Lo que sí se ha sugerido es emplearla como posible agente antibacteriano. Como es capaz de matar y nutrirse de otras bacterias que sí son patógenas, como Pseudomonas, podría administrarse para reducir la infección. Pero esto son ideas que habría que experimentar.
    Gracias!,
    Ignacio

    ResponderEliminar
  3. Por eso lo preguntaba; ya que en el caso de que no sean patogenas son una buena arma contra las que si lo son!

    ResponderEliminar
  4. Hola soy Núria! Tengo una pregunta: las bacterias depredadoras, pueden luchar contra las enfermedades infecciosas?
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena pregunta, Núria. No tengo información sobre su posible empleo como agentes bactericidas en infecciones humanas, si encuentro algo lo podré en el blog. Gracias.

      Eliminar