lunes, 5 de diciembre de 2011

Día mundial del SIDA: nueva “vacuna” contra el VIH?


Más de dos millones de adultos se infectan cada año del virus del SIDA, y tres décadas después de identificar por primera vez este virus, los investigadores no han encontrado todavía un método eficaz para prevenir su infección.

Virólogos del California Institute of Technology (Caltech), liderados por el Premio Nobel David Baltimore, han desarrollado un nuevo sistema para producir anticuerpos capaces de neutralizar al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en el laboratorio, basado en técnicas de terapia génica. Esta tecnología de prevención del VIH se ha denominado VIP (vector immunoprophylaxis) y ha sido publicada en la revista Nature.
                                                       
Una vacuna clásica supone inyectar un antígeno, una bacteria o un virus muerto o alguna sustancia en el cuerpo, para que nuestro sistema inmune se active y fabrique anticuerpos específicos contra el patógeno y lo inactiven. Tradicionalmente los esfuerzos para desarrollar una vacuna contra el VIH se han centrado en el diseño de sustancias que provoquen una respuesta inmune efectiva, bien como anticuerpos que bloqueen la infección o como células del sistema inmune que ataquen a las células infectadas. A pesar del tremendo esfuerzo, este tipo de vacunas no han funcionado contra el VIH.

El nuevo sistema VIP tiene unos efectos similares a los de una vacuna, pero sin estimular al sistema inmune para que haga algo. En este caso, los anticuerpos protectores se proporcionan por adelantado.

Los ensayos se han realizado en ratones de laboratorio, pero debido a que éstos no son sensibles al VIH, los investigadores han empleado unos ratoncitos especiales que llevan células del sistema inmune humano capaces de multiplicar el virus.

Han empleado un tipo de virus (denominados adeno-asociados) como vectores para introducir genes capaces de producir estos anticuerpos específicos contra el VIH. Estos virus modificados genéticamente se inyectaron en el músculo de las patas de los ratones. El ADN se incorporó a las células musculares y las “programó” para que fabricaran los anticuerpos, que fueron secretados al torrente circulatorio del animal. Así, después de una única inyección, los ratones produjeron altas concentraciones de estos anticuerpos para el resto de sus vidas (en concreto 52 semanas, que para un ratón es mucho tiempo). Cuando los investigadores expusieron a los ratones a una dosis intravenosa del virus VIH, estos anticuerpos protegieron a los ratones de la infección. Además, el sistema funcionó incluso con dosis muy altas de VIH: con más de 100 veces la cantidad de VIH necesaria para infectar a los ratones. Por tanto, con un única inyección intramuscular, se induce la producción de una gran cantidad de anticuerpos capaces de proteger de por vida de la infección por VIH, incluso frente a altas dosis del virus.


Los adeno-asociados son un tipo de virus muy pequeños que no causan ninguna patología en el hombre (son inocuos), y han sido usados como vectores para introducir genes en células en muchos ensayos de terapia génica.

El salto del ratón al humano es todavía muy largo: el que haya funcionado en ratones no significa necesariamente que pueda ser exitoso en humanos. Sin embargo, los resultados sugieren que la transferencia de esta tecnología a humanos podrían producir una profilaxis efectiva contra el VIH, por lo que los investigadores ya han comenzado a planear los ensayos clínicos.   

Antibody-based protection against HIV infection by vectored immunoprophylaxis. Balazs, A. B., et al. 2011. Nature.

2 comentarios:

  1. hola doy gracias a DIOS y a todos estos cientificos que dia tras dia luchan por dar una luz de esperanza para todos aquellos que tenemos el virus pero no hemos desarrollado la enfermedad como es mi caso.Hace 12 o 10 años fui diagnosticado y hasta el momento no se que es un retroviral en mi cuerpo,seria genial ofrecerme para estas pruebas si se llegan a hacer con humanos.

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo, muchas gracias por tu comentario. Como decía un gran médico: no hay enfermedades si no enfermos. Mucho ánimo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar