viernes, 24 de octubre de 2014

María Dolores Fernández, una joven microbióloga española en el epicentro del brote de Ébola



Es doctora en Virología por el Instituto Pasteur de París y actualmente está trabajando como microbióloga en Liberia ayudando a controlar la epidemia de Ébola. Reproducimos a continuación un pequeño extracto de la entrevista, en la que nos explica cómo funciona el Laboratorio Móvil Europeo de nivel 4.

“El Laboratorio Móvil Europeo (EMLab) es un proyecto financiado por la UE para dar respuesta rápida a las epidemias en el África subsahariana a patógenos de hasta nivel de contención biológica 4. El proyecto está coordinado por el Instituto de Medicina Tropical Bernard Nocht de Hamburgo y en él participan muchos laboratorios europeos. Entre ellos el Instituto Militar de Microbiología Bundeswehr en Múnich que fue el que diseñó y desarrolló los tres laboratorios móviles que existen hasta la fecha. Cada uno está empaquetado en unas 15 “maletas” de unos 30 kg de peso para poder ser transportadas por avión rápidamente a cualquier país donde haya una epidemia. En la actualidad, debido al brote de Ébola, estos tres laboratorios móviles han sido desplegados por petición de la OMS en Guinea, Liberia y Nigeria (…). Antes de venir a terreno, el EMLab te entrena en el Instituto Militar de Múnich durante una semana en el diagnóstico de Ébola (…). Yo pertenezco al segundo equipo que ha sido enviado a Liberia con el EMLab. El laboratorio está establecido dentro del Centro de Tratamiento de Ébola que gestionan Médicos Sin Fronteras aquí en la ciudad de Foya. Cada día recibimos muestras de sangre (de pacientes con sospecha de Ébola o pacientes ya confirmados en recuperación para ver si se les puede ya dar el alta) o de muertes que han ocurrido en la comunidad. Todas estas muestras clínicas se inactivan dentro de una cabina de guantes de bioseguridad de nivel 3 y con filtros HEPA. Una vez inactivadas las sacamos de la cabina y hacemos la extracción del ARN y la RT-PCR. Los médicos de MSF aprecian mucho nuestro trabajo ya que en unas tres horas les damos el diagnóstico de Ébola y malaria, ayudándolos así en la toma de decisiones.”

Puedes leer la entrevista completa aquí


María Dolores Fernández (a la izquierda) con otros miembros del equipo que ha sido enviado a Liberia por la OMS con el Laboratorio Móvil Europeo.

1 comentario:

  1. Admiración y respeto para los jovenes que luchan contra esta terrible epidemia y cumplen las normas, hemos visto con verdadero asombro como una enfermera en los Estados Unidos no aceptó las normas sanitarias impuestas de observación luego de un cuadro febril y de ser voluntaria en África, vimos en televisión a la enfermera y su esposo paseando en bicicleta, desafiando las medidas de suguridad, ella decia que no estaba enferma de ebola, afortunadamente fue así, pero que tal si lo hubiese tenido?

    ResponderEliminar