martes, 21 de julio de 2015

CSI: descubrir al asesino por las bacterias de su pelo


Aplicaciones forenses del análisis metagenómico de las bacterias presentes en el pelo

Seguro que habrás visto algún capítulo de la serie CSI en el que Grissom coge con sumo cuidado un pelo en la escena del crimen. Si el pelo en cuestión mantiene la raíz es relativamente fácil extraer el DNA y hacer un análisis del perfil genómico, que si coincide con el sospechoso, permite demostrar que el susodicho estuvo en la escena del crimen. Aunque el pelo es una de las muestras más empleadas en la investigación forense, a veces no permite un análisis tan preciso. Si el pelo es cortado o carece de raíz, la cantidad de DNA que se extrae es mucho menor y el análisis mucho más difícil.


El conjunto de microbios que viven en tu cuerpo se llama microbiota y todos los genomas de esos microbios es el microbioma. El estudio del microbioma humano ha demostrado que la composición de bacterias no solo es diferente en cada parte del cuerpo sino que también es distinta entre individuos, lo que podría ser interesante desde el punto de vista de la investigación forense.

Ahora por primera vez, a un grupo de australianos (1) se les ha ocurrido analizar la composición microbiana del pelo humano, para ver si podría tener interés forense. La pregunta que querían responder era si la composición bacterias del pelo es diferente según las personas y si esto podría ser empleado como herramienta forense adicional al análisis clásico del DNA.

Para ello, han empleado muestras de pelo de siete individuos sanos, tres hombres y cuatro mujeres de entres 23 y 53 años de edad. Además, dos de ellos eran pareja. Los voluntarios cogieron muestras de su propio pelo de la cabeza y del pubis, en tres tiempos diferentes, al comienzo del estudio y dos y cinco meses después. Se extrajo el DNA de las muestras, en concreto de tres pelos, se concentró el DNA, se amplificó mediante PCR y se realizó una secuenciación masiva. Los datos se analizaron bioinformáticamente para determinar la composición de bacterias en la muestra.

Los resultados demostraron que los datos obtenidos de las muestras de pelo del pubis tenían un mayor potencial para aplicaciones forense que los del pelo de la cabeza. El microbioma del pelo de la cabeza era muy similar en todos los individuos y no parece tener una aplicación forense clara.

La composición microbiana del pelo del pubis fue muy similar en cada persona a lo largo del estudio, lo que sugiere que es bastante estable. Además, el microbioma del pelo del pubis, a diferencia del pelo de la cabeza, parece estar menos influenciado por factores ambientales.


Sí que hubo diferencias entre sexos en la composición microbiana del pelo del pubis: el pelo de las mujeres tenía una mayor cantidad de bacterias del grupo Lactobacillus, prácticamente ausentes en el pelo de los hombres. Este dato, por ejemplo, permitía diferenciar claramente el origen del pelo según el sexo del indivuduo. La presencia de Lactobacillus se puede explicar porque este grupo bacteriano es característico y uno de los más frecuente en la vagina. Además, comparado con el pelo del pubis de los hombres, el de las mujeres tenía mayor diversidad microbiana.

Los datos obtenidos de las dos personas (un hombre y una mujer) que eran pareja fueron muy interesantes. El microbioma del pelo del pubis fue muy diferente entre ellos en las dos primeras muestras (tomadas al inicio y a los dos meses). Sin embargo, la composición fue muy similar en la última muestra, tomada en el quinto mes.  Resulta que, a diferencia de en las dos primeras muestras, esta pareja había mantenido relaciones íntimas antes de la toma de la última muestra de pelo. Según los investigadores, este resultado sugiere que durante el acto sexual puede haber también cierta mezcla de la microbiota, que explicaría, por ejemplo, la aparición de Lactobacillus en la última muestra del pelo del hombre. Las muestras de la pareja compartían más microbios que las de los individuos que no eran pareja.

Durante el acto sexual también puede haber transferencia de bacterias ente las dos personas

La comparación de todos lo datos sugiera también que todos los individuos tenían algunos grupos microbianos propios y únicos en la muestra de pelo del pubis, lo que podría llegar a tener valor en la investigación forense. Dicho de otra forma, se podría diferenciar el pelo de cada individuo por el perfil de bacterias presentes en el mismo.

Este estudio se ha realizado solo con siete individuos, y solo dos de ellos eran pareja. Como sugieren los mismos autores, son necesarios más análisis con un mayor número de muestras. Sin embargo, los datos sugieren que el análisis del microbioma del pelo del pubis puede ser tener interés como herramienta forense, especialmente en aquellos casos de un acto de violencia sexual. Este análisis podría ayudar a asociar a la víctima con el asaltante.

Habrá que estar atentos a la próxima temporada de CSI: seguro que incorporan esta nueva técnica entre sus análisis.

(1) Metagenomic analyses of bacteria on human hairs: aqualitative assessment for applications in forensic science. Tridico, S. R., y col. Investig Genet. 2014. 5 (1): 16. doi: 10.1186/s13323-014-0016-5.

2 comentarios:

  1. Ignacio, lo primero felicitarte. Una entrada genial!!
    Lo segundo, me ha surgido una duda.

    Queda claro que hombres y mujeres tienen distinta microbiota en el vello púbico y que está bastante conservada. ¿Pero se podría considerar "tan" única en cada individuo que pudiera ser una especie de sustituto de la huella digital? Es una pregunta a lo bestia pero es por saber si es tan específica (aunque mencionas "algunos grupos microbianos").

    Me ha encantado el post

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, maja.
      En una de las tablas del artículo, tienes el link y es de acceso abierto, verás que habla de taxones específicos de cada individuo, pero no creo que sea como una "huella digital" bacteriana individual. Ellos mismos dicen que este trabajo es preliminar y que se debería ampliar con un mayor número de muestras.
      Gracias!

      Eliminar