martes, 8 de marzo de 2016

Zika, microcefalia y Guillain-Barré

En el momento actual, 31 países en América han declarado casos
 de transmisión autóctona del virus Zika.
  
Los datos según la OMS

Desde octubre del 2015 hasta febrero de 2016, las autoridades sanitarias brasileñas han alertado de un aumento de los casos de microcefalia en bebés en la región del noroeste del países, la misma en la que está habiendo más casos de infección por el virus Zika. Se calcula que los casos de microcefalia han aumentado entre 20-30 veces más que la frecuencia normal. Hay 5.909 casos sospechosos de microcefalia, de los que se han investigado 1.687, de estos se han confirmado 641, que podrían estar relacionados con la infección con el virus Zika. Han ocurrido 139 muertes, de las que se han confirmado 39 casos de microcefalia e infección por el virus Zika. Durante la epidemia de Zika en la Polinesia Francesa en 2013, se detectaron 8 casos de microcefalia cuando la frecuencia solía ser entre 0-2 casos por año.


En el contexto de la infección por Zika, nueve países han anunciado un aumento en la incidencia del síndrome de Guillain-Barré. En la Polinesia Francesa se describieron 42 casos de dicho síndrome durante la epidemia de Zika, lo que supone 20 veces más de lo esperado.

Hasta el momento no se ha probado que la infección por el  virus Zika sea la causa de los incrementos  de casos de microcefalia y del síndrome de Guillain-Barré. Sin embargo, según los datos anteriores, ¿la relación entre el Zika, la microcefalia y el síndrome de Guillain-Barré son una coincidencia geográfica-temporal, son mera correlación, o tienen una relación causal?


Los últimos artículos científicos

El genoma del virus Zika se ha detectado en el líquido amniótico de dos mujeres embarazadas cuyos fetos se habían diagnosticado de microcefalia y ambas tenían signos de infección por el virus (1). Los análisis genéticos demostraron que el virus era entre un 97-100% idéntico con los virus del brote de la Polinesia Francesa del 2013. Los análisis fueron negativos para el virus dengue, chikungunya, Toxoplasma gondii, rubeola, cytomegalovirus, herpes simplex, HIV, Treponema pallidum, y parvovirus B19.

El 10 de febrero se publicó en The New England Journal of Medicine (2) el caso de una mujer embarazada que tuvo un aborto con microcefalia en Brasil. Se detectó el virus Zika en el cerebro del feto y no en otros órganos. Se secuenció el genoma del virus y se comprobó un 99,7% se similitud con el genoma de cepas del Zika aisladas en la Polinesia Francesa en 2013 y Brasil 2015. Las muestras fueron negativas para otros virus como dengue, fiebre amarilla, rubeola, varicela-zoster, herpes simplex y para toxoplasma.

En marzo se acaba de publicar (3) un estudio con 88 mujeres embarazadas en Río de Janeiro, de las cuales se detectó el virus Zika en sangre y/o orina en 72 de ellas y 16 fueron negativas. De las 72 positivas se analizaron 42 por ultrasonidos y se detectaron anormalidades en el feto en 12 de ellas. Los análisis de los fetos de las 16 mujeres negativas al virus Zika fueron normales.


Otro dato interesante acaba de publicarse en la revista Cell Stem Cell (4) en que demuestran que el virus Zika puede infectar de forma muy eficaz a células madre neuronales afectando a su viabilidad celular y a su regulación. Por el contario, el virus no es tan eficaz en infectar otros tipos celulares, como células fetales de riñón, células madre embrionarias u otras células indiferenciadas.

Se ha publicado ahora un estudio de los casos del síndrome de Guillain-Barré que ocurrieron en la Polinesia Francesa entre octubre de 2013 y abril de 2014, durante la epidemia de Zika (5). Se diagnosticaron 42 casos, lo que contrasta con el número de casos en los años anteriores (5, 10, 3 y 3 en 2009, 2010, 2011 y 2012, respectivamente). Ninguno de los 42 casos murió. El 88% manifestó síntomas compatibles con la infección por el virus Zika y el 98% presentó anticuerpos anti-Zika. Ninguno tuvo una infección reciente por dengue, otro virus que también se ha relacionado con este síndrome. Todos fueron negativos para Campylobacter jejuni, HIV, cytomegalovirus, Epstein-Barr y herpes simplex.

Conclusiones

1. El virus Zika de detecta el líquido amniótico.
2. Puede atravesar la placenta e infectar el feto.
3. Es preferentemente neurotrópico y afecta a las células neuronales en desarrollo.
4. Se detecta en tejido cerebral fetal.

Es muy probable, por tanto, que el virus Zika, como otros microorganismos, sea la causa del aumento de casos de trastornos neurológicos graves. Estamos ante un efecto iceberg: en un brote epidémico en el que el número de casos de infección es muy alto, es cuando afloran estos “efectos colaterales”. Si, como todo parece, se confirma, el Zika dejaré de ser una fiebre tropical leve sin importancia.

(1) Detection and sequencing of Zika virus from amnioticfluid of fetuses with microcephaly in Brazil: a case study. C. Guilherme et al. The Lancet Infectious Diseases. February, 2016.

(2) Zika virus associated with microcephaly. J. Mlakar et al. The New England Journal of Medicine. February 10, 2016.

(3) Zika virus infection in pregnant women in Rio de Janeiro — Preliminary Report. P. Brasil, et al. The New England Journal of Medicine. March 4, 2016.



Más información de la OMS [aquí].

También te puede interesar: ¿Se puede transmitir el Zika por vía sexual?

¿Qué es la microcefalia?La microcefalia ocurre cuando la cabeza del bebé es mucho más pequeña de lo esperado. Puede ser una afección aislada que ocurre sin otros defectos graves y el niño tenga un desarrollo más o menos normal, o puede presentarse en combinación con otros defectos congénitos graves. Estos problemas pueden variar desde leves hasta muy graves, y con frecuencia duran toda la vida. En algunos casos, estos problemas pueden poner en peligro la vida. La microcefalia no es una enfermedad común: se estiman unos 2 casos por cada 10.000 bebés nacidos vivos. No existe una cura ni un tratamiento específico. Se desconocen las causas de la microcefalia en la mayoría de los bebés. En algunos casos tiene una causa genética. Algunas infecciones como la rubéola, toxoplasmosis, citomegalovirus, herpes simple, sífilis, VIH, ... durante los primeros meses de embarazo pueden ser la causa de la microcefalia. También puede estar relacionada con la desnutrición grave o la exposición a sustancias dañinas (alcohol, ciertos medicamentos, drogas, sustancias químicas tóxicas) durante el embarazo. 
¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré?El Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno neurológico autoinmune poco frecuente en el que el sistema inmune ataca a la mielina, la capa aislante que recubre los nervios, se dañan las neuronas y causa debilidad muscular y a veces parálisis. Los síntomas duran algunas semanas y la mayoría de las personas (el 80%) se recuperan totalmente. Sin embargo, algunas padecen daños del sistema nervioso a largo plazo. En casos muy raros (un 4%), hay personas que han muerto por este síndrome, generalmente por presentar dificultad para respirar. Se calcula entre 0,4 y 4 casos al año por cada 100.000 personas, es más frecuente en personas mayores de 30 años. Existen muchas causas del Síndrome de Guillain-Barré. Alrededor de dos tercios de las personas que presentan síntomas ha sido varios días o semanas después de haber presentado diarrea o una enfermedad respiratoria. La infección por la bacteria Campylobacter jejuni es uno de los factores de riesgo más comunes. También se ha descrito después de haber tenido gripe u otras infecciones, como citomegalovirus, Epstein-Barr o VIH.

1 comentario: