domingo, 17 de julio de 2016

Blogs, redes sociales y ciencia

¿Por qué usar blogs, MOOCs, Twitter, Facebook o YouTube para difundir Microbiología? 


En varios ocasiones me he tenido que enfrentar a la pregunta de por qué un profesor universitario o investigador debe “perder el tiempo” en blogs, redes sociales o divulgación de la ciencia. Cito aquí una entrevista que acaba de publicarse en la revista SEM@foro a Francisco Mojica, el descubridor del sistema CRISPR/Cas:

“Nunca había dado una charla de divulgación hasta principios de este año (2016). Y te puedo decir que es lo más gratificante que he hecho en cuanto a actividades relacionadas con la Ciencia. Es una maravilla ver la cara de la gente cuando le cuentas cosas que escapan un poco a la comprensión del ciudadano de a pie, pero cuando consigues hacérselo entender y que vean la repercusión de la Ciencia en sus vidas, eso es muy grande. Además, nosotros los científicos debemos ver a la divulgación como una tarea que tenemos que hacer.” 

(Puedes ver la entrevista completa [aquí])

Yo empecé hace años a escribir un blog por dos razones principalmente: la necesidad de ampliar mis conocimientos y la pasión por la docencia.

Había llegado a un punto en el que sabía mucho de muy poco (en concreto de una bacteria a la que he dedicado mis mejores años: Brucella) y era un ignorante de otros muchos temas actuales que tenían que ver con la Microbiología.


Si te especializas demasiado te estás perdiendo lo mejor del pastel

Una vez alguien profano al mundo de la ciencia me preguntó: Tú que eres microbiólogo, ¿explícame eso de la gripe aviar? En ese momento era el tema de moda y me cogió desprevenido: A mi, pregúntame de la brucelosis, contesté como un auténtico paleto. En ese momento decidí reservar un tiempo semanal a leer y estudiar sobre otros temas de Microbiología y ciencia en general no relacionados directamente con mi investigación. Y descubrí todo un mundo. Todas las semanas hay alguna noticia apasionante relacionada con los microbios: SIDA, SARS, Ébola, pepinos asesinos, enterovirus, vacunas, extremófilos, resistencia antibióticos, malaria, Zika, …


Hay que ponerle pasión a la docencia

Y esa experiencia la uní a una de mis pasiones: la docencia, me encanta (entender) y explicar las cosas, e intentar hacerlo de forma amena y divertida. He oído muchas veces a algunos profesionales que ¡la Microbiología era una de las asignaturas más petardo y aburrida durante la carrera! No lo puedo entender. Y como me encanta leer, estudiar y escribir, me puse a escribir este blog.


Escribir un blog es de lo mejor que puedes hacer en el siglo XXI

Hay muchas razones por las que dedicar parte de nuestro tiempo a la divulgación de la ciencia es muy importante:
  • hacer la ciencia asequible a la gente
  • incitar a la curiosidad
  • promover vocaciones científicas entre los más jóvenes
  • evitar el aislamiento del científico
  • aumentar la visibilidad de nuestro trabajo

La divulgación de la ciencia es una parte esencial de la labor de un investigador

Ese paper del que estás tan orgulloso y que tanto trabajo te ha costado publicar en una buena revista de impacto, … solo lo van a leer con suerte unos cientos de colegas. Una vez publicado, utiliza también otras formas de comunicación para difundirlo y contarlo a la sociedad. Hoy en día tienes herramientas de acceso libre y muy fácil de usar que puedes emplear para difundir y contar tu historia y multiplicar fácilmente por 10 o por 100 tu audiencia.  Un buen ejemplo es el blog Mapping Ignorance, una incitativa de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Doce razones para dedicarte a la divulgación de la ciencia:
  1. Darle mayor visibilidad a tu trabajo
  2. Ayudar a diseminar tu disciplina
  3. Ser creador de opinión: no esperes a que te llamen
  4. Salir del laboratorio y abrirte al mundo
  5. Ser parte y protagonista del ciberespacio
  6. Te ayuda a aprender y estudiar
  7. Mejora tu creatividad
  8. Mejora tu pensamiento crítico
  9. Te ayuda a usar nuevas tecnologías
  10. Para internalizar tus ideas
  11. Una forma de servicio a la sociedad
  12. Te lo pasas bien y disfrutas


No olvides que todo está conectado

Pero, ¿cuánto tiempo “pierdes” en estas cosas? Aprovecha tú trabajo, recicla. Ese artículo, noticia o vídeo que has comentado en el blog, te sirve para mejorar y actualizar la clase con tus alumnos. Esa introducción a la clase de hoy, escríbela y súbela al blog. Si ordenas con coherencia todo el material que ya tienes, es la base para una publicación. No olvides que todo está conectado:  si tienes un blog, sigue con las redes sociales, Facebook y Twitter. Hoy en día todas las revistas y sociedades científicas usan Facebook o Twitter para comunicares. Todo (o casi todo) está en internet.


No usar internet para la docencia y difusión de la ciencia es impensable

Para muchos estudiantes “el correo electrónico es para gente mayor” y prefieren comunicarse mediante aplicaciones de respuesta inmediata. Hoy en día, la mayoría de  los estudiantes han incorporado ya las redes sociales a su dinámica de aprendizaje, que además de la inmediatez tiene la ventaja de que no suponen un coste adicional. 

Las redes sociales ya están siendo empleadas para aprender, descubrir, buscar, almacenar y compartir conocimientos, lo que demuestra que este tipo de aprendizaje social puede ser añadido como un elemento más para el aprendizaje formal.

Un blog es una herramienta perfecta no solo para compartir si no para almacenar y guardar la información que a ti te interesa


¡Si todavía no tienes un blog, no usas Twitter, Facebook u otra red social ya estás tardando!

Mira este vídeo de un bebé que confunde una revista con un iPad:



He escrito esta entrada para resumir mi participación en la mesa redonda “Cauces no académicos de difusión de la Microbiología” dentro de la III reunión del Grupo de Docencia y Difusión de la Microbiología de la SEM (Sociedad Española de Microbiología), del 18 de julio de 2016 en Bilbao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada