sábado, 2 de julio de 2016

Epidemiología digital: Google nos puede ayudar a controlar las epidemias

La epidemiología digital demuestra la estacionalidad global de enfermedades infantiles y los efectos de la vacunación

Las enfermedades infecciosas infantiles continúan siendo un problema global muy importante. Los sistemas de vigilancia de salud pública son importantes para el seguimiento de las enfermedades y permiten diseñar estrategias de prevención de la transmisión de la enfermedad. Sin embargo, nuestra capacidad para tener una imagen global de estas enfermedades es limitada porque muchas veces los datos o no existen o son inaccesibles a nivel mundial.

Los brotes de enfermedades infantiles suelen ocurrir de forma explosiva, algunas duran relativamente poco tiempo, por lo que es muy difícil tener suficiente número de datos para entender su dinámica. Además, la frecuencia e incidencia de muchas enfermedades sufren variaciones estacionales y ocurren en tiempos invertidos en distintos hemisferios. Por otra parte, hay enfermedades que no es obligatorio declarar. En otras no todos los infectados enferman y pueden ser portadores asintomáticos que transmiten la enfermedad. Todo esto hace que desde que comienzan a haber personas enfermas que van al médico hasta que las autoridades sanitarias se enteran de que hay una epidemia y ponen medidas de control puede pasar bastante tiempo.

Cuando faltan datos, las búsquedas en internet pueden ser empleadas como una representación de la incidencia de una enfermedad.

Algunas plataformas de internet, como Google Trends, pueden ser una herramienta poderosa y accesible para identificar brotes epidémicos e implementar estrategias de intervención. Estos sistemas te permiten analizar una gran cantidad de datos digitales y pueden servir para hacer estudios de epidemiología de las enfermedades a nivel no solo nacional sino incluso internacional. De hecho ya han sido empleadas para monitorizar el impacto de la vacunación contra el  rotavirus en EE.UU. (1) o para el seguimiento de brotes estacionales de gripe (2).

Eso mismo es lo que han querido investigar un grupo de biólogos (3): ¿podemos emplear Google para, analizando las búsquedas que hace la población, hacer un seguimiento de una enfermedad?, ¿podríamos incluso anticiparnos a una epidemia usando Google?

Para ello, han empleado la información que proporciona Google Trends para examinar cómo se desarrolla una enfermedad común en la niñez, como es la varicela. Han analizado las búsquedas de la palabra “varicela” en distintos idiomas (“chicken pox” en inglés) en 36 países durante un periodo de 11 años. Además, han validado su búsqueda con datos clínicos de cinco países de cuatro continentes. Han empleado la varicela como modelo porque es una enfermedad infantil con una alta morbilidad (alto número de casos de enfermos) pero baja mortalidad y además es fácilmente controlable con la vacunación. Es una enfermedad que no es obligatorio declarar por lo que hay pocos datos clínicos accesibles a nivel global. Aunque es muy fácil de diagnosticar a nivel individual, la falta de declaración obligatoria hace que la dinámica de su transmisión a nivel poblacional esté poco estudiada. Aunque existe una vacuna muy eficaz contra la varicela, solo algunos países la incluyen dentro del calendario vacunal infantil: EE.UU., Alemania, Canadá, Uruguay, Australia y algunas regiones de Italia y España.

Sus resultados demuestra una fuerte correlación entre la búsqueda de información en internet sobre la varicela y el periodo estacional, dependiente del hemisferio del planeta. Las búsquedas aumentan mucho en primavera que es cuando ocurren los brotes de varicela. En Europa, por ejemplo, el pico está entre marzo y mayo. Para validar los resultados de Google se compararon con datos clínicos de algunos países. En los países que no existe un programa de vacunación contra la varicela (México, Tailandia y Estonia), la búsqueda de información estaba correlacionada con los casos de la enfermedad: es decir, se busca información en internet cuando hay brotes de varicela. Sin embargo, en EE.UU. donde hay un programa muy activo de vacunación desde 1995 no existía esa correlación: la búsqueda de información es independiente de la estación.


Relación entre los casos de varicela y la búsqueda de información en internet.

Los autores demuestran que los datos de Google pueden emplearse para identificar brotes estacionales y predecir la magnitud y el ritmo estacional.

Además, demuestran que la vacunación contra la varicela amortigua significativamente el comportamiento de búsqueda de información. En los países con un programa de vacunación contra la varicela (EE.UU., Alemania, Canadá) la búsqueda era aleatoria, se reducen la estacionalidad de las búsquedas significativamente, lo que indica que la vacunación disminuye la cantidad de brotes de varicela y por eso las búsquedas que hace la gente en internet no siguen un patrón estacional.

Los programas de vacunación disminuyen el comportamiento de búsqueda individual de información porque disminuye la estacionalidad de los brotes.

Sin embargo, en los países en los que no se vacuna (Brasil o Reino Unido), la búsqueda es claramente estacional. Como no se vacuna, los casos de varicela son estacionales, lo que coincide con una mayor búsqueda en internet. Todo coincide.


Relación entre la vacunación contra la varicela y la búsqueda de información en internet.

En España e Italia, donde la vacunación no es universal sino que depende de las regiones o comunidades autónomas, las búsquedas se reducen en las zonas donde se vacuna, pero en conjunto sigue siendo estacional. Esto sugiere que la vacunación de todo el país es necesaria para reducir los ciclos estacionales de la enfermedad y, por tanto, la búsqueda de información.

¡Hasta Google es partidario de un calendario de vacunación único en España!

Los resultados de Google proporcionan una fuerte evidencia de que la transmisión de la varicela es estacional y de que la vacunación reduce la trasmisión de la enfermedad. Google Trends es una forma de rastrear o monitorizar la carga global de una enfermedad infecciosa e ilustra los efectos en la población de las campañas de vacunación.  Ayuda a conocer el tamaño de una epidemia y el efecto de las campañas de vacunación. La monitorización de la información que la gente busca en internet podría emplearse también para hacer un pronóstico o predecir rápidamente lo que puede ocurrir cuando los datos clínicos escasean, no están disponibles o tardan mucho tiempo en obtenerse.

La epidemiologia digital es una herramienta fácil y accesible y puede ser empleada como complemento de los sistemas de vigilancia tradicionales y, a veces, puede ser el único modo de estudiar la transmisión estacional de algunas enfermedades que no son obligatorio declarar o de las que hay pocos datos cínicos.

¡Ahora va a resultar que Google nos ayuda también a controlar las epidemias!

(1) Use of Internet search data to monitor impact of rotavirus vaccination in the United States. Desai R, y col. Clin Infect Dis. 2012 May;54(9):e115-8. doi: 10.1093/cid/cis121.

Ginsberg J, y col. Nature. 2009 Feb 19;457(7232):1012-4. doi: 10.1038/nature07634.

(3) Digital epidemiology reveals global childhood disease seasonality and the effects of immunization. Bakker KM, y col.  Proc Natl Acad Sci U S A. 2016 Jun 14;113(24):6689-94. doi: 10.1073/pnas.1523941113.

No hay comentarios:

Publicar un comentario