domingo, 15 de julio de 2018

¿Cuántas especies de microbios hay en el planeta?



Todavía nos falta por descubrir el 99,999 % de los microbios

Si un marciano (un extraterrestre, ya sé que los marcianos no existen) llegara a la Tierra, seguro que lo primero que preguntaría es cuántas formas de vida (o especies) hay en nuestro planeta. Y desgraciadamente deberíamos contestarle que no tenemos ni idea, todavía no las hemos contado todas. Bueno, algo de idea sí que tenemos y algunas estimaciones sí que se han hecho, pero la respuesta no es fácil. El primer problema es que todavía no nos hemos puesto de acuerdo es definir qué es una especie biológica: el concepto de especie varía según hables con un zoólogo, un botánico o un microbiólogo. Además, los cambios en la taxonomía, en la clasificación de los seres vivos, son frecuentes porque se descubren nuevas especies, se reordenan clasificaciones anteriores o se detectan sinónimos (la misma especies con dos nombres distintos, por ejemplo). La respuesta, por tanto, no es sencilla.

De las especies de animales y plantas que tenemos catalogadas hasta ahora (más de 1,2 millones de especies, incluidos todos los eucariotas), la mayoría son insectos (cerca 900.000), luego los arácnidos (unos 100.000) y los moluscos (unos 85.000). Existen unas 4,5 veces más especies de animales que de plantas. Aunque es un tema controvertido, se han hecho algunas estimaciones de cuántas especies existen realmente. Para ello, los autores se basan en datos de distribución global, relación entre especies distintas, patrones ecológicos y taxonómicos, … y pueden llegar a estimar o extrapolar el número de especies existentes. Según una publicación de 2011 (1), el número de especies estimadas es el siguiente:


Hay seres vivos que se extinguirán antes de que sepamos incluso de que existen

Esto hace una estimación total de 8,7 millones de especies de seres vivos eucariotas (células con núcleo), de los cuáles 2,2 millones son acuáticos. ¿Y esto es mucho o poco? Pues depende. Si estas estimaciones son correctas, cerca del 86% de los seres vivos terrestres y el 91% de los marinos todavía esperan ser descubiertos. Solo tenemos catalogado cerca del 13% de las especies del planeta. Se calcula que cada año se descubren unas 6.200 especies nuevas, por lo que necesitaremos unos 1.200 años para describir con detalle todos esos millones de especies que están ahí fuera pero que todavía no conocemos. Además, como cada año se extinguen varios cientos de especies, habrá algunos seres vivos que se extinguirán antes de que sepamos incluso de que existen. Todavía hay mucho trabajo para los biólogos, … y mucho más para los microbiólogos, porque estimar el número de microorganismos, (células procariotas, sin núcleo) todavía es mucho más difícil.


Comparación del número de especies estimadas con el número de especies descritas, según grupos taxonómicos. (Fuente: ref. 1).

Hasta hace pocos años los microorganismos que conocíamos los conocíamos porque los podemos crecer in vitro en medios de cultivo. Así, somos capaces de identificar unas 10.800 especies de microorganismos cultivables (exactamente hay catalogadas 10.358 bacterias y 502 arqueas). Pero realmente, ¿cuántas especies de microbios hay en el planeta?

Las nuevas técnicas de secuenciación masiva nos han permitido tener acceso a datos de una multitud de microorganismos no cultivables. Algunos se han dedicado a estimar la cantidad de microorganismo que hay en los ecosistemas. Por ejemplo, se calcula que el número de bacterias en nuestro cuerpo es de unas 3,8 x 1013 (bacterias y arqueas), y han estimado que el número total de microorganismos en el planeta es de 1030, esto es un uno seguido de treinta ceros, una cantidad inmensa, trillones de billones de microbios. Hay muchos microorganismos, pero es que además están por todas partes. Los microorganismos tienen una enorme diversidad metabólica, taxonómica y funcional. Los datos del metabolismo demuestran que estos microorganismos son capaces de colonizar todos los hábitats acuáticos y terrestres, todos los ecosistemas y todo tipo de hospedadores. Mediante técnicas de secuenciación masiva, el Proyecto Microbioma Global (Earth Microbiome Project) ha catalogado unos 10 millones de especies de microbios, de los cuales solo el 29% se han detectado dos veces. Pero, ¿son esas todas las bacterias y arqueas diferentes que hay en el planeta? Pues parece que se quedan cortos.

Un millón de millones de especies de microbios diferentes

Se ha publicado una nueva estimación del número de especies de microbios que puede albergar la Tierra (2). Los autores han realizado una compilación de miles de datos de biodiversidad a escala global incluyendo el inventario más completo de datos moleculares hasta ahora consultado. Combinando todos los datos, los autores estiman que en la Tierra habitan hasta un billón (un millón de millones, 1012) de especies de microbios diferentes. La biodiversidad microbiana es por tanto mucho más grande de lo que se creía hasta ahora, y muchísimo mayor que las estimaciones de animales y plantas (8,7 millones como hemos visto). Si solo conocemos unas 10.800 especies y la estimación es de un millón de millones, desconocemos el 99,999% de los microbios que hay ahí fuera. Efectivamente, hay mucho trabajo todavía pendiente.

Aquí te lo cuento en el primer capítulo de la serie "Los microbios en el museo" de #microBIOscope: biodiversidad microbiana


Por cierto, estos autores confirman un dato que ya conocíamos, que Pelagibacter ubique  (3) y  Prochlorococcus marinus (4) son las bacterias más abundantes del planeta (1028-1027, respectivamente). Son bacterias muy pequeñicas (menos de una micra), del grupo de las rikettsias y de las cianobacterias, y que pertenecen ambas al picoplancton marino. Hay un billón de microbios distintos ahí fuera, pero algunos concretos son muy abusones.

Para saber más:

(1) How many species are there on Earth and in the ocean? Mora C, y col. PLoS Biol. 2011. 9(8):e1001127. doi: 10.1371/journal.pbio.1001127.

(2) Scaling laws predict global microbial diversity. Locey KJ, y col. Proc Natl Acad Sci U S A. 2016. 113(21):5970-5. doi: 10.1073/pnas.1521291113.

Morris RM, y col. Nature. 2002. 420(6917):806-10.

(4) Present and future global distributions of the marine Cyanobacteria Prochlorococcus and Synechococcus. Flombaum P, y col. Proc Natl Acad Sci U S A. 2013. 110(24):9824-9. doi: 10.1073/pnas.1307701110.

Con la colaboración de:






lunes, 9 de julio de 2018

Sin levadura la vida sería más dura

Gracias a las levaduras tenemos pan, vino y cerveza

Esto fue en #NaukasPamplona el día 9 de junio de 2018 en el Palacio de Congresos Baluarte donde celebraremos una jornada de ciencia dedicada al placer y a los sentidos. ¿Sabes por qué sin levadura la vida sería más dura? ¿Sabes cómo seleccionar el mejor vino en una carta de de vamos?



El vídeo es gracias a Kosmos de la EITB.

martes, 3 de julio de 2018

Litobacter mycota: la bacteria de los alienígenas

Al hilo de Juanjo Ramírez (@ramirezmascaro)

El pasado 28 de junio @ramirezmascaro nos regaló en Twitter un hilo fantástico (en sentido literal). Es un ejemplo de por qué vale la pena estar en Twitter. ¡Gracias Juanjo!






















NOTA DE ÚLTIMA HORA: Como siempre suelo decir en mis presentaciones, yo soy una persona muy seria, y todo lo que cuento está basado en publicaciones científicas. Todo, ... o casi todo (je,je). Sorprendentemente hay algunas personas que han dudado de la veracidad de este hilo. Por supuesto, todo es cierto, ... o casi todo (je, je). ¡Disfruta!

OTRA NOTA DE ULTIMÍSIMA HORA: vale, es ciencia ficción, es un hilo fantástico, fantasía, no es verdad, es broma, para reírnos un rato y sobre todo, es un ejercicio formidable de imaginación de Juanjo Ramírez. 

jueves, 28 de junio de 2018

La nueva temporada de #microBIOscope



Los microbios en el museo

En julio comenzará la nueva edición de #microBIOscope, la ciencia de microBIO en video y en directo. En esta nueva temporada nos vamos al Museo de Ciencias de la Universidad de Navarra para grabar “Los microbios en el museo”, seguiremos contando historias de microbios pero siempre relacionadas con el resto del mundo animal y vegetal. Además, esta vez contamos con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (Ref. FCT-17-11818).

Divertido no es lo contrario de serio, sino de aburrido (G. K. Chesterton)

Los primeros vídeos de #microBIOscope comenzaron en septiembre de 2016 y hasta la fecha se han realizado más de 30. Algunos de los temas que se han tratado son: ¿qué es un virus y qué relación tienen con los bombones Ferrero Rocher?,  ¿cómo cargarse 500 millones de conejos en dos años?, ¿cómo se extiende la resistencia a los antibióticos?, ¿por qué no es bueno tocarle las narices a un murciélago?, ¿cuántas bacterias tenemos en nuestro cuerpo?, ¿qué les pasa a tus bacterias cuando van al especio?, ¿por qué está aumentando el sarampión en Europa?, y muchos más.

Esta nueva temporada comienza en julio y emitiremos un nuevo vídeo con una frecuencia mensual. Recuerda “Los microbios en el museo” de #microBIOscope.

Aquí te dejo con el video de inicio (by Iñigo Izal)


#microBIOscope consiste en la grabación, emisión y difusión de vídeos de ciencia a través de las redes sociales Periscope, Twitter, Facebook, YouTube, blogs, … Los vídeos explican de forma amena, ágil, breve y divertida, pero con rigor, algún tema de actualidad de ciencia y microbiología. La grabación, emisión y difusión de los vídeos se realiza en dos fases. En una primera fase se emiten y difunden en directo vía Periscope y Twitter. Periscope es una aplicación propiedad de Twitter para la transmisión de videos por streaming. Permite enviar el vídeo que va captando un smartphone en directo, en vivo para otros usuarios de Periscope. Las transmisiones pueden seguirse también por Twitter o por medio de un navegador, bajándose la aplicación de Periscope al smartphone, tablet u ordenador. Al terminar la emisión, el vídeo queda grabado en la aplicación de Periscope, para los usuarios que no pudieron verlo en vivo. Además, Twitter integra los vídeos de Periscope en su timeline. En una segunda fase, ese mismo vídeo se cuelga de forma permanente en YouTube y así poder difundirlo por otras redes sociales (Facebook, blogs, …). Todos los vídeos pueden seguirse a través de las redes sociales con la misma etiqueta #microBIOscope.

Con la colaboración de:


miércoles, 27 de junio de 2018

#DiaMundialDelMicrobioma

Hoy 27 de junio celebramos el Día Mundial del Microbioma: 
piensa en tus microbios

Aquí tienes el enlace a mi artículo "Somos microbios
que se publica hoy en El País.



Esta es la mano de Olivia, un niña de dos años, que le pedimos que pusiera su manita sobre la placa de agar, no porque estuviera sucia, sino porque su mano era tan pequeña que cabía en la placa. Después de un par de días de incubación, vemos las colonias de bacterias, parte de su microbiota normal de la piel

martes, 12 de junio de 2018

Viven en comunas, cuchichean y son promiscuas

Viven en comunas, cuchichean y son promiscuas

Las bacterias y los bacterios son más divertidas de lo que te imaginas. Aquí te cuento cómo viven y qué bien se lo pasan entre ellas:



Esto fue en #NaukasDonostia el día 19 de mayo de 2018 en el Teatro Victoria Eugenia. El vídeo es gracias a Kosmos de la EITB.


Por cierto, unos días después se publicó este vídeo que es una pasada. Se trata de la filmación por primera vez de cómo una bacteria capta un trocito de DNA (rojo) a través de un pili (verde). Es la transferencia genética horizontal en vivo y en directo:



Este vídeo se ha obtenido de la web de Indiana University.  

domingo, 10 de junio de 2018

Microbiota: los microbios de tu organismo

La mitad de lo que tú eres son microbios


Probablemente todo lo relacionado con los microbios te suene a suciedad, enfermedades e infecciones. Y es cierto, algunos microorganismos causan enfermedades, algunas incluso mortales, pero la inmensa mayoría de los microbios son unos buenos tipos. Están por todas partes y por ellos es posible la vida en el planeta. También están dentro de nosotros. En realidad somos superorganismos y tenemos al menos tantos microbios en nuestro cuerpo como células humanas. La microbiota es esa comunidad de microorganismos buenos que viven en nuestro cuerpo, gracias a los cuales podemos incluso disfrutar de una salud de hierro. 

Somos superorgansimos: Homo microbium

Desde el mismo instante en el que nacemos somos colonizados por millones de virus, bacterias y hongos, que permanecerán con nosotros hasta el final de nuestros días. Y desde que el hombre es hombre, conviven en nuestro cuerpo: hemos co-evolucionado con ellos. Los compartimos con nuestra familia y amigos, pero son parte de nuestra identidad: los microbios que tú tienes son distintos de los de otra persona. Nos influyen mucho más de los que te imaginas. Gracia a ellos se activan nuestras defensas y mantienen a raya a otros microorganismos patógenos, evitando que nos colonicen y causen enfermedades. Nos ayudan a hacer la digestión y nos proporcionan vitaminas y otros compuestos que nosotros no podemos sintetizar y que son necesarios para nuestra salud. Existe una comunicación entre nuestros microbios y nuestro cuerpo, con el metabolismo y el cerebro, por ejemplo. 

Una buena microbiota es sinónimo de una buena salud

Vivimos en equilibrio con nuestra microbiota y tenemos que cuidarla porque cuando la maltratamos y ese equilibrio se pierde, nuestra salud se resquebraja. Hay muchos ejemplos que relacionan la microbiota con la enfermedad: desde alergias, diabetes, obesidad y enfermedades autoinmunes, hasta Alzheimer, Parkinson y autismo, incluso el cáncer. Por eso, intentamos manipular la microbiota intestinal con alimentos probióticos, prebióticos o simbióticos, cada vez más sofisticados y mejor diseñados, e incluso reemplazarla por completo mediante un trasplante de microbiota, el llamado trasplante fecal. La dieta también influye en nuestros microbios, y una dieta sana y equilibrada probablemente también sea lo mejor para ellos. A nuestras bacterias les influyen una multitud de factores: el estrés, nuestro sexo, la genética, la edad, con quién vivimos, lo qué comemos, o el ambiente en el que nos movemos. Nuestra microbiota no solo es muy sensible a cambios en nuestra dieta sino también cuando tomamos antibióticos, por ejemplo. El uso y abuso indiscriminado de antibióticos es una de las causas de la proliferación de superbacterias, resistentes a múltiples antibióticos, que también están poniendo en riesgo nuestra salud. La resistencia a los antibióticos ya es la nueva pandemia del siglo XXI. Compartimos nuestro propio cuerpo con una multitud de microorganismos con los que debemos convivir en equilibrio y armonía. De ti depende llevarte bien con ellos, porque tu salud depende de tus microbios.

De todo esto hablo en Microbiota: los microbios de tu organismo, que acaba de publicar la editorial Almuzara y ya está en las librerías y en Amazon (con prólogo de César Nombela). 

Por cierto, si te haces una foto con el libro y la compartes en Facebook o Twitter con las etiquetas #microbiota y @microbioblog, podrás ganar un FOLDSCOPE, el microscopio de bolsillo (hasta el 31 de julio).


Más información sobre Foldscope [AQUÍ]