lunes, 20 de enero de 2014

Las vacunas han prevenido más de 100 millones de infecciones, solo en EE.UU.


En el año 2012 en EE.UU. hubo 38.000 casos de tos ferina (causada por la bacteria Bordetella pertussis), la mayoría en niños que no habían sido vacunados. Un brote así no había ocurrido desde 1959. ¿Por qué no se habían vacunado esos niños?. Algunos colectivos desconfían de las vacunas, tienen miedo de los efectos secundarios y deciden no vacunar a sus hijos.

Desde 1888 en EE.UU. se registran semanalmente los casos de enfermedades (actualmente el CDC es el responsable de editar semanalmente el Morbility and Mortality Weekly Report, que sirve para vigilar la posible aparición de brotes y epidemias). Ahora un grupo de investigadores de la Universidad de Pittsburgh ha digitalizado todos los datos disponibles de esos informes semanales desde 1888 hasta 2011 de 56 enfermedades infecciosas. Han contabilizado un total de 87.950.807 casos individuales. Tiene así la historia de distintas enfermedades en EE.UU. durante los últimos 123 años!. El proyecto se denomina Tycho.

En este estudio, se demuestra cómo mucha enfermedades infecciosas han disminuido en este último siglo gracias a la vacunación. En concreto,  hay siete enfermedades para las que se implantaron campañas de vacunación masivas: polio, sarampión, rubeola, paperas, hepatitis A, difteria y tos ferina. La polio se erradicó de EE.UU. en 1979, gracias a las vacunas desarrolladas por Jonas E. Salk (con virus muertos, vacuna inyectable de 1955) y por Albert B. Sabin (con virus vivos atenuados, vacuna oral de 1961). La vacuna contra la difteria comenzó a emplearse en 1924, y según este estudio esta vacuna ha evitado más de 40 millones de casos de la enfermedad. En 1948 comenzó la vacuna triple DTP, contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, pertussis en inglés. La vacuna MMR, triple vírica contra el sarampión, las paperas y la rubeola (measles, mumps y rubeola en inglés) es de 1978. La vacuna contra la hepatitis A se administra en todos los estados de EE.UU. desde el año 2006.

Al representar todos los datos juntos de cada una de las enfermedades a lo largo de los años y con un código de colores (rojo para una alta incidencia de la enfermedad y azul para baja incidencia), se ve muy claramente cómo la vacunación ha disminuido significativamente la frecuencia de la enfermedad. En el ejemplo de la imagen adjunta sobre el sarampión se observan tonos más claros (alta incidencia) antes de 1963, año en que comenzó las campaña de vacunación contra el sarampión. A partir de esa fecha, los tonos son mucho más oscuros y azules (baja incidencia) llegando incluso a negro (nula incidencia) en los últimos años.


Los autores hacen una estimación a la baja del número de personas que habrían padecido algunas de estas enfermedades en EE.UU. si no hubieren existido estas vacunas:  103,1 millones de personas habrían enfermado sin las vacunas!. Sólo en la últimos diez años, las vacunas han prevenido más de 26 millones de enfermos, en EE.UU.

Gracias a las vacunas se ha reducido tanto la incidencia de muchas enfermedades infecciosas que el problema es que hoy en día no percibimos el riesgo, nos parece que ya no existen, que no hay peligro y algunos deciden no vacunar a sus hijos, alarmados además por los posibles efectos secundarios de algunas de ellas. Los efectos secundarios serios pueden ocurrir, pero en menos de una persona por millón de vacunados. Por eso, las vacunas siempre son más seguras que la propia enfermedad de la que protegen. Las vacunas funcionan!

En el vídeo adjunto (3:11, en inglés) se resumen el proyecto Tycho.



 


van Panhuis, W.G., et al. (2013). Contagious diseases in the United States from 1888 to the present. N Engl J Med., 369 (22), 2152-2158 DOI: 10.1056/NEJMms1215400

lunes, 13 de enero de 2014

El caso del bebé que se curó del SIDA


El SIDA sigue siendo una enfermedad incurable. Desde que se describió el primer caso ha habido cerca de 70 millones de personas infectadas por el virus HIV, pero solo se ha documentado un caso de una persona que se haya curado: Timothy R. Brown, conocido como “el paciente Berlín”, enfermo de leucemia aguda y que en el año 2008 recibió un trasplante de médula que sustituyó sus células del sistema inmune por las de un donante, que portaban una mutación en el receptor CCR5 y eran resistentes a la infección por el virus. Lógicamente, esta técnica (destruir primero todas tus células del sistema inmune y trasplantarte una médula que sea compatible y de un donante resistente al virus) es tan peligrosa que no es posible aplicarla a otros enfermos de SIDA.


En marzo de 2013 se presentó en un congreso en Atlanta (EE.UU.) el caso de un bebé que puede pasar a la historia como la segunda persona que se ha curado del SIDA. En noviembre se publicaron los resultados definitivos en The New England Journal of Medicine y recientemente la revista Nature lo seleccionó como uno de los 10 trabajos de investigación más importantes del 2013.

Probar que una persona se ha curado totalmente del VIH es muy difícil. Hay que demostrar que ya no tiene el virus en su cuerpo y que su sistema inmune está sano, sin tomar más anti-retrovirales.

Ya se sabía que la administración de anti-retrovirales a mujeres embarazadas con VIH puede prevenir que el niño nazca infectado. Si se trata con antirretrovirales a la madre, el nacimiento es por cesárea y se evita la lactancia materna, la posibilidad de infección del bebé es mínima. Sin embargo, en este caso la madre del niño estaba infectada por el virus HIV-1 y no había sido tratada con medicación anti-VIH durante el embarazo. Además, a las pocas horas de nacer se detectó la infección en el bebé. Con solo 30 horas de vida se comenzó un tratamiento fuerte antirretroviral (triple terapia de zidovudina, lamivudina y nevirapina) que no es normal administrarla a niños tan pequeños y que se continuó durante 18 meses. A partir de entonces, dejó de ir a la consulta médica y de tomar medicación hasta un año después. Los médicos volvieron a verle a los 30 meses de edad y entonces comprobaron que, aunque llevaba casi un año sin tratamiento, no había ya rastro del virus en su sangre, ni virus, ni anticuerpos anti-VIH circulantes. No se pudo detectar el VIH. El niño tiene ya dos años y medio, sigue sin tomar medicación y de momento está sano.

Los resultados sugieren que el tratamiento fue capaz de evitar que el virus se estableciera en las células reservorio o almacén en las que el VIH acostumbra a “esconderse”. Parece ser que un tratamiento fuerte y muy temprano con anti-retrovirales (se comenzó cuando el bebé tenía tan solo 30 horas de vida) pudo impedir que el virus alcanzará el tipo de células que emplea para establecerse como reservorio y persistir la infección. Aunque son necesarios más estudio, este trabajo sugiere que prevenir que el virus se establezca en las células reservorio puede ser una vía de encontrar la curación del SIDA.

No obstante, las personas que actualmente están siguiendo un tratamiento anti-VIH no deben abandonarlo y deben continuar tomándose toda la medicación, dejar de tomar una sola pastilla al día puede ser peligroso.

Persaud, D., et al. (2013). Absence of detectable HIV-1 viremia after treatment cessation in an infant. N Engl J Med., 369 (19), 1828-1835 DOI: 10.1056/NEJMoa1302976

jueves, 2 de enero de 2014

Los top ten: los mejores blogs sobre microbiología


Hemos seleccionado los mejores blogs sobre virus, bacterias, microbios y microbiología. Seguro que faltan algunos. No se si serán los mejores, pero al menos son los que más me gustan a mi. El orden es aleatorio. Gracias a todos los que seguís ahí en el ciberespacio. Que los disfrutéis!

1. Microbe World (en inglés)
Un excelente portal con cantidad de recursos, noticias y enlaces sobre noticias y artículos científicos sobre microbiología. Muy actualizado.

2. Virology blog (en inglés)
Uno de los mejores blogs más activos sobre temas de virología, de Vincent Racaniello, profesor de microbiología e inmunología de la universidad de Columbia en Nueva York. Contiene un excelente curso sobre virología.

El blog de Manuel Sánchez Angulo, profesor de la Universidad Miguel Hernández de Alicante, con mucha e interesante información sobre microbiología y enlace al El podcast del microbio, por si lo que te gusta es “oír” a los microbios.

Probablemente es uno de los blog sobre microbiología más conocido en nuestro país (o de El Pais, je,je). Escrito por Miguel Vicente, Profesor de Investigación del CSIC, dirige un laboratorio en el Centro Nacional de Biotecnología. En sus interesantes artículos no es raro encontrar la microbiología relacionada con otros aspectos sociales o artísticos.

Escrito por J.J. Gallego, estudiante de Biología en la Universidad de Sevilla, uno de los más jóvenes colaboradores del grupo Docencia y Difusión de la Microbiología de la SEM. También es cofundador de CID Labs, plataforma universitaria orientada a la difusión de conferencias científicas usando nuevas tecnologías, y responsable de la existencia del Biocarnaval en la blogosfera.

6. Small Things Considered (en inglés)
Blog divulgativo de la Sociedad Americana de Microbiología (ASM), coordinado por Moselio Schaechter, que fue su presidente en 1985-86. Colaboran como bloggeros asociados Gemma Reguera, Welkin Johnson, S. Marvin Friedman, Daniel Haeusser y Christoph Weigel.

Esteban Fernández Moreira es el encargado de dar vida a uno de los blogs más activos de la blogosfera. No sólo eso, también realiza un programa de radio e incluso ha sido el protagonista en tres obras de teatro infantil destinadas a explicar el mundo de lo pequeño a los más pequeños.

8. MicrobiologyBytes (en inglés)
Blog sobre virus y virología de Alan Can, profesor del departamento de biología de la universidad de Leicester (UK), trabaja en biología molecular y patogénesis de los virus.

9. ViroBlogy (en inglés)
Otro blog sobre virus de Ed Rybicki, biotecnólogo, investigador y profesor de microbiología de la universidad de Cape Town (Sudáfrica).

Aunque no está dedicado exclusivamente a la microbiología, el blog dirigido por José Antonio López (JAL) es un referente en el campo de la divulgación científica.

Gracias a Manuel Sánchez por su colaboración.

Un paseo microbiano por la web. I. López-Goñi y M. Sánchez Angulo. SEM@foro. 2013. 53: 38-39.