sábado, 19 de diciembre de 2015

“Virus y pandemias”: un nuevo libro de divulgación científica diferente

Por fin sale a la venta el libro “Virus y pandemias”. Pero no es el cásico libro de divulgación de la ciencia. Este es un libro diferente, por varios motivos.


1. Los virus: un tema es apasionante.

La última epidemia de Ébola en África fue portada de todos los medios de comunicación de todo el mundo durante meses. Algo tan simple con un minúsculo virus originó incluso una crisis de gobierno y la dimisión de algunos políticos. Frecuentemente nos llegan noticias de otros virus que causan grandes epidemias y pandemias: desde los famosos virus de la gripe aviar, un nuevo coronavirus en Oriente Medio, fiebres tropicales y dengue en el sur de Europa, brotes del virus del Nilo occidental en Estados Unidos o miles de casos de Chikungunya en América. Se calcula que la denominada gripe española de 1918 causó más de 25 millones de muertos. Desde que se descubrió el primer caso de SIDA en 1981, ha habido unos 78 millones de personas infectadas de las cuales más de 39 millones han muerto.



Hoy en día, en pleno siglo XXI, ¿puede un virus cambiar el mundo?, ¿puede haber una nueva pandemia mundial?, ¿por qué surgen nuevas infecciones virales? En este libro explicaremos qué es un virus y cómo es la vida de un virus dentro de una célula, veremos qué es una pandemia y hablaremos de cómo se originan los nuevos virus de la gripe. Contestaremos a preguntas como ¿por qué es tan difícil curar el SIDA? o si el Ébola acabará siendo una pandemia.

Hablaremos también de mosquitos, murciélagos y camellos y de los virus que transmiten. Repasaremos la historia para ver cómo los virus influyeron en la construcción del canal de Panamá o en la conquista de América. Veremos cómo se puede trabajar con virus y cómo podemos controlarlos. 

Todo ello con los últimos avances científicos en virología. Después de leer este libro, serás consciente de que sin virus la vida en la Tierra sería muy diferente e incluso quizás no existiría. Los virus son la causa de muchas enfermedades infecciosas, muchas de ellas mortales, pero también nos pueden ayudar a controlar algunas infecciones. Hoy en día podemos manipular algunos virus y emplearlos como terapia contra el cáncer, y otros, como los retrovirus endógenos, son parte de nuestro genoma y probablemente hayan influido en nuestra propia evolución como humanos.

“Un virus es un trozo de ácido nucleico rodeado de malas noticias”
(Peter Brian Medawar, Premio Nobel de Medicina, 1960)

2. Un libro de ciencia divertido, entretenido y fácil de leer.

“Virus y pandemias” también es diferente por cómo está escrito. Es un libro de ciencia, escrito con rigor científico pero muy ameno, con un lenguaje divulgativo e incluso divertido: también te lo puedes pasar bien aprendiendo algo sobre los virus. Escrito para todos los públicos, sobre todo para aquellas personas que quieren aprender más pasándoselo bien. Y si no, mira el índice, seguro que algún capítulo te apetece leerlo:

  • La gripe “española” de 1918
  • Pandemias, epidemias mundiales
  • Un riesgo para la supervivencia de la especie humana
  • Pero, ¿qué es un virus?
  • Hay muchos tipos de virus distintos
  • Piratas de la célula
  • La vida de un virus dentro de la célula
  • Los nuevos virus de la gripe
  • A la espera del “big one”: H5N1, H1N1, H7N9 y H10N8
  • Ciencia o bioterrorismo
  • El SIDA en el mundo
  • El origen del SIDA
  • ¿Por qué es tan difícil curar el SIDA?
  • ¿Qué probabilidad tienes de contagiarte de SIDA?
  • SIDA: tratamiento = prevención
  • SIDA año 2030
  • La epidemia de Ébola de 2014
  • Los parientes próximos del Ébola
  • ¿Puede el Ébola acabar siendo una pandemia?
  • Para vencer al Ébola
  • Y después del Ébola, ¿qué?
  • El virus más contagioso
  • Desnudos la supervivencia es mayor
  • El animal más peligroso del planeta
  • La fiebre amarilla y el canal de Panamá
  • Tú al Nilo y yo a California
  • El dengue, más de 100 millones de afectados al año
  • Mosquitos y virus que viajan de polizontes
  • El Chikungunya no es un nuevo baile latino
  • A la búsqueda del maldito mosquito
  • El virus Crimea-Congo en España
  • SARS: virus en un mundo globalizado
  • Leche y orina de camello
  • Murciélagos y virus
  • El virus con la tasa de mortalidad más alta
  • ¿Por qué surgen nuevas infecciones virales?
  • Cazadores de virus
  • Virus y riesgo biológico
  • Fármacos contra los virus
  • Las vacunas han salvado millones de vidas
  • ¿Qué hacemos con los almacenes del virus de la viruela?
  • Bacteriófagos: el empleo de los virus como antibióticos
  • “Resucitar” virus del permafrost
  • ¿Por qué Colón “descubrió” América?
  • Hepatitis C: un virus en el juzgado
  • Herpes: el misterio del virus que aparece y desaparece
  • Terapia viral: la “bala mágica” contra el cáncer
  • La tristeza de los limones
  • Cómo cargarse 500 millones de conejos en dos años
  • El “coco de Bradford”: el misterio de los virus gigantes
  • Nuestros virus: el viroma humano
  • Somos lo que somos porque somos virus
  • El adenovirus 36 y los gordos
  • El “torpe virus”: la estupidez es contagiosa
  • Los virus también son unos buenos tipos
  • El origen de los virus
  • El kuru: ¿por qué no es sano el canibalismo?

“Ten por seguro que el Ébola volverá” (del libro “Virus y pandemias”)

3. El primero de la colección Naukas.

“Virus y pandemias” es el primer libro del sello editorial Naukas, una colección de libros de gran calidad para los lectores aficionados a la divulgación científica. Naukas, con cientos de miles de seguidores, es el mayor portal de divulgación de la ciencia en habla hispana y aglutina a más de un centenar de científicos, investigadores, profesores y divulgadores de las más diversas áreas de la ciencia.

“En muy pocas semanas (el SARS) “viajó” por todo el planeta y acabó infectado a miles de personas en más de 30 países diferentes” (del libro “Virus y pandemias”)

4. Un libro pensado para el lector.

Es absurdo que, en los tiempos digitales en que vivimos, alguien que compra un libro en papel deba pagar nuevamente por tenerlo en su lector electrónico. Por eso, al comprar “Virus y pandemias” (y los próximos  libros de la colección NAUKAS) en papel, tendrás acceso sin coste adicional a la versión del mismo en varios formatos digitales (PDF y EPUB3) a través de un código QR que podrás encontrar en el interior del libro. La descarga de la versión digital es sólo para uso personal y no comercial.

Gracias al acuerdo con la editorial Glyphos, los libros Naukas serán mucho más fáciles de conseguir puesto que multiplicaremos las formas y lugares de venta. Ten paciencia, pero “Virus y pandemias” se podrá adquirir en una tienda online en la propia web de Naukas, en la web de Glyphos y por supuesto estaremos presentes en las principales librerías de tu ciudad, así como en tiendas online, como Amazon.

El precio también algo muy importante y como somos conscientes de que no nos vamos a hacer millonarios, se reducen al máximo los beneficios para ofrecer un precio de venta razonable y muy atractivo: sólo 19,95 euros.

“Es más fácil matar mosquitos que virus” (del libro “Virus y pandemias”)
  
5. ¡Ya puedes reservar tu copia!

Además, todos los ejemplares comprados en el periodo de reserva (del 21 de diciembre de 2015 al 10 de enero de 2016) estarán exentos de gastos de envío para España. Una vez cerrado el periodo de compra en reserva (a partir del 11 de enero de 2016) el libro pasará a comercializarse normalmente con los gastos de envío tradicionales y se podrá adquirir también en Amazon y en librerías. Los libros adquiridos en el periodo de compra en reserva serán enviados a sus destinatarios a lo largo del mes de enero de 2016.

RESERVA YA TU EJEMPLAR EN ESTE ENLACE

jueves, 10 de diciembre de 2015

¿Qué vacunas se recomiendan a las embarazadas y al personal sanitario?

Realizado por la Dra. María Fdez. Prada, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, actualmente dedicada a la vacunación en inmunodeprimidos y situaciones especiales (@mfprada)

Las vacunas durante el embarazo también funcionan


La administración de las vacunas frente a la tos ferina y la gripe durante el embarazo tiene importantes beneficios tanto para las gestantes como para sus bebés

La tos ferina es una infección aguda causada por una bacteria que tiene un mismo nombre (Bordetella), pero que puede aparecer con dos apellidos diferentes (pertussis o parapertussis). Estas dos “primas-hermanas” infectan al ser humano y llegan a la garganta donde paralizan los cilios de la mucosa (esos pelillos microscópicos a los que se pegan las partículas y los microorganismos que inhalamos) consiguiendo así expandirse por la tráquea y los pulmones. Ahí Bordetella libera una toxina que mata las células epiteliales hasta conseguir propagarse por todo el cuerpo. De esta manera, puede provocar desde un catarro normal hasta lo que se llama tos ferina maligna, una tos incoercible junto con apnea y fallo respiratorio que termina con hipertensión pulmonar y puede ser mortal.


Aunque la tos ferina no es una enfermedad moderna, la vacuna frente a la tos ferina (que se administra junto con la de la difteria y el tétanos) fue introducida en la embarazada en el año 2011 en EE.UU. y Reino Unido, como consecuencia de un importante aumento de los casos, especialmente en niños y lactantes. En España, algunas Comunidades Autónomas como Cataluña y Asturias se unieron a esta iniciativa en el año 2014 tras haberse registrado un total de 47 muertes entre los años 1997 y 2011, la mayoría en niños entre 0 y 2 meses de edad. En el primer trimestre de 2015 País Vasco, Navarra y la Comunidad Valenciana también optaron por la implantación de esta estrategia durante el embarazo y posteriormente se unieron Canarias, Castilla-La Mancha y Extremadura.

La vacunación de la embarazada en el último trimestre (entre las semanas 28 y 36) tiene dos objetivos principales. Por un lado, proteger directamente a la mujer frente a esta bacteria ya que se ha demostrado que un porcentaje importante de los niños afectados habían sido contagiados por los familiares más cercanos. Por otro lado, proteger indirectamente al recién nacido hasta que pueda ser vacunado a los 2 meses de edad con su primera dosis de vacuna. Hay que tener en cuenta que durante las últimas semanas de la gestación tiene lugar la mayor y más rápida circulación de anticuerpos a través de la placenta y, por tanto, si vacunamos a la embarazada en este momento estaremos garantizando que el bebé nazca con niveles de protección suficientes como para no contraer la infección en los primeros meses de vida. Además, se debería hacer lo mismo en cada embarazo, por muy cercanos que puedan ser, ya que los anticuerpos frente a la tos ferina van disminuyendo con el paso del tiempo y lo que se pretende es que en las últimas semanas del embarazo el “tráfico” de anticuerpos materno-fetal sea máximo.

¡Por cierto, nunca es tarde para vacunarse! A través de la lactancia materna también se transfieren (aunque en menor cantidad) los anticuerpos generados a partir de la vacunación, por lo que si el parto se ha precipitado y la mujer no se ha vacunado durante el embarazo podrá hacerlo una vez haya dado a luz para proteger al neonato mediante la lactancia.


Y no podemos dejar atrás la vacunación frente a la gripe estacional en las gestantes, tan necesaria e importante como la tos ferina. Aunque en condiciones normales una mujer sana no embarazada no debe tener problemas para afrontar una gripe en pleno invierno, la gestación produce cambios en la fisiología respiratoria, cardiovascular y del sistema inmunitario que hace que aumente el riesgo de enfermar y tener complicaciones como puede ser el parto prematuro o bajo peso del bebé al nacer. Al igual que la vacuna frente a la tos ferina, la vacuna antigripal es segura durante el embarazo. Incluso ambas vacunas pueden administrarse en el mismo momento. Se trata de vacunas inactivadas lo que significa que no contienen el microorganismo vivo y por tanto NUNCA (¡en mayúsculas!) podrán producir la enfermedad contra la que protegen.

(NOTA: por el contrario las vacunas contra la rubéola y la varicela, que llevan el virus vivo están contraindicadas y NO deben ponerse a la mujer embarazada). 

Así como la vacuna frente a la tos ferina se recomienda en las últimas semanas de gestación, la vacuna antigripal puede ser administrada en cualquier momento del embarazo. En la práctica, esta vacuna suele administrarse pasado el primer trimestre de gestación ya que en las primeras semanas tienen lugar la mayoría de los abortos espontáneos y se pretende evitar cualquier tipo de asociación casual (que no causal) entre la vacunación y la interrupción involuntaria del embarazo.

Lo mismo que hemos comentado para la vacunación frente a la tos ferina, vacunando frente a gripe a las mujeres embarazadas minimizaremos la transmisión del virus al recién nacido que, en los primeros meses de vida, presenta un sistema inmunitario inmaduro.

La vacunación frente a la tos ferina y la gripe estacional en la mujer embarazada son dos estrategias preventivas que deben ser recomendadas por parte de los profesionales sanitarios que acompañan a las mujeres durante este proceso vital tan importante (ginecólogos, obstetras, matronas, etc.) pues se ha demostrado que evitan enfermedades y salvan vidas (las de las madres y las de los bebés que vienen de camino).


Las vacunas en los profesionales sanitarios


Tu salud como la de tus pacientes depende también de que tu te vacunes

Si eres un profesional sanitario esto te interesa. Si un día tiene 24 horas (aunque los lunes parezca que tienen 80) podemos decir que nos pasamos casi un tercio del día en el trabajo (¡como mínimo!): 7 horas trabajando todos los días, 5 días a la semana, 4 semanas al mes, 12 meses al año (venga, vale, si quitamos las vacaciones son un poco menos, ¡pero no deja de ser mucho tiempo!). ¿Te imaginas la cantidad de situaciones en las que exponemos a nuestros pacientes a empeorar si nosotros estamos enfermos? ¿Te imaginas la cantidad de situaciones en las que estamos expuestos a enfermar si no estamos protegidos?


El contacto permanente con el entorno sanitario convierte a sus trabajadores en sujetos susceptibles para la adquisición y/o transmisión de enfermedades que son evitables con la vacunación. Seguramente todos hemos oído que un compañero (o incluso nosotros mismos) se ha quedado de baja laboral por haber cogido gripe o que, después de haber asistido un niño con varicela, amaneció a los dos días con la misma enfermedad.

Gripe, hepatitis B, tétanos, difteria, varicela, sarampión, e incluso tos ferina, hepatitis A, meningococo C y meningococo B (estas cuatro últimas según el puesto de trabajo) deben ser enfermedades contras las que el profesional sanitario debe estar protegido, tanto por la salud de los pacientes como por la suya propia. Anualmente los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales (o Salud Laboral) ponen en marcha campañas de vacunación frente a la gripe estacional. Suelen ofrecer facilidades para que todos podamos vacunarnos, incluso los hay que ofrecen horario de tarde para adaptarse a los turnos de trabajo. El personal sanitario, si no es alérgico a la proteína del huevo ni tiene ninguna otra contraindicación, debería vacunarse frente a la gripe todos los años. Evitaría así la baja laboral y, más importante, reduciría la posibilidad de contagiar a sus pacientes.

La vacunación frente a la tos ferina fue propuesta por la Organización Mundial de la Salud en el personal sanitario de maternidades y unidades pediátricas en países con una alta tasa de transmisión hospitalaria. Aunque algunos hospitales españoles llegaron a poner en marcha esta iniciativa, actualmente esta estrategia se encuentra paralizada debido a la falta de abastecimiento de la vacuna, situación en la que se ha priorizado la vacunación de la embarazada. Además, si eres personal de laboratorio con alto riesgo de exposición a muestras biológicas que puedan contener hepatitis A, meningococo C o meningococo B, deberías estar también correctamente vacunado frente a estos microorganismos.

Si eres personal sanitario, casi con total seguridad recordarás que cuando iniciaste tu carrera profesional tuviste que recopilar toda tu documentación sobre la vacunas en la infancia, esos papeles ahora amarillentos que guardan las madres con tanto cariño. Quizá también te solicitaron una serología para verificar anticuerpos frente a hepatitis B, varicela y sarampión si con la documentación no quedaba algo claro o había pasado demasiado tiempo desde la última dosis. Todas estas comprobaciones garantizarán tu perfecto estado de salud y minimizarán tu riesgo de enfermar. Recuerda: si eres personal sanitario y trabajas con personas enfermas debes tener tu vieja cartilla de vacunación al día.

jueves, 22 de octubre de 2015

El timo de la vacuna homeopática contra la gripe

Comienza la campaña oficial de vacunación contra la gripe.

El Sistema Nacional de Salud proporciona las vacunas contra la gripe de manera gratuita a las personas incluidas en los grupos de población recomendados (para ver los grupos de riesgo pincha aquí).

Para esta temporada 2015/16, la vacuna trivalente antigripal recomendada por la Organización Mundial de la Salud para el hemisferio norte contiene las siguientes cepas del virus de la gripe preparada con virus inactivos muertos (fuente CDC):
  • A/California/7/2009 (H1N1)pdm09
  • A/Switzerland/9715293/2013 (H3N2)
  • B/Phuket/3073/2013 
Cada año la gripe estacional causa en todo el mundo unos 3 a 5 millones de casos de enfermedad grave y unas 250.000 a 500.000 muertes (fuente OMS).

Hasta aquí la ciencia. Hace unos días entré en una farmacia y me encontré con gran sorpresa esto:


Oscilogrip – Influenzinum compositum (de “laboratorios” Homeolab)

Se me revolvieron las tripas. Tengo muchos amigos que han estudiado Farmacia y que se dedican a esa noble y preciosa disciplina y ver esto en una farmacia me indignó. Además, hemos publicado un librito titulado “¿Funcionan las vacunas?", escrito por un servidor y Oihan Iturbide, de la colección "El café Cajal", de la editorial Next-Door.

Veamos de qué va esto del Oscilogrip – Influenzinum compositum

Composición: Belladonna 12D, Gelsemium 12D, Aconitum 12D, Allium cepa 6D, Eupatorium 6D, Bryonia 8D, Echinacea 1D, Influenzinum 15D, Anas barbarie 200K, Ferrum phosphoricum 12D, Cu 8D, Au 8D, Ag 8D.

Voy a intentar “traducir” su composición y qué quiere decir eso de 12D, 6D o 200K. Lo de “Influenzinum compositum” en latín parece más científico, más serio, pero en realidad solo indica que está compuesto de “Influenzinum”. El Oscilogrip está compuesto de lo siguiente:

1) Hierbas y plantas: empleadas en la medicina “tradicional” o medieval.
- Belladonna: Atropa belladona, una especie de arbusto de la familia de las Solanaceae.
- Gelsemium: Gelsemium sempervirens, gelsemio o jazmín de Carolina, una planta trepadora.
- Aconitum: Aconitum napellus (acónito) es un género de plantas fanerógamas de la familia Ranunculaceae.
- Allium cepa: cebolla (sí, cebolla).
- Eupatorium: la eupatoria, Eupatorium perfoliatum, es una planta perenne perteneciente a la familia de las Asteraceae.
- Bryonia: Bryonia alba es una planta trepadora de la familia de las Cucurbitaceae.
- Echinacea: es un género de plantas herbáceas y perennes pertenecientes a la familia Asteraceae.

2) Sales y minerales:
- Ferrum phosphoricum: que aunque esté en latín es el fosfato de hierro Fe3(PO4)2 de toda la vida.
- Cu, Au, Ag: cobre, oro y plata (¿?)

3) Los componentes de la “magia potagia”:
- Influenzinum: "partes" del virus de la gripe (no he conseguido encontrar exactamente qué y cómo se hace esto).
- Anas barbarie: extracto de hígado y corazón de pato de Berbería o pato casero, pato mudo, pato almizclado.

Y todo eso bien diluido y “dinamizado”. Fijaros que en la composición no indica la concentración de cada producto (cuántos miligramos de producto lleva cada pastilla, por ejemplo), sino unas letras 12D, 6D, 200K, … Una de las leyes de la homeopatía es la ley de la infinitesimalidad de las dosis, es decir, diluir las dosis hasta límites infitesimales, cuanto más diluido mayor efecto (algo, que por cierto va en contra de toda lógica científica). Por tanto, no te indica la concentración sino la dilución. Un tipo de diluciones son las decimales. A partir de lo que denominan la tintura madre (TM) o sustancia original añaden 1 mL de la TM a 9 mL de alcohol o agua, obteniendo así la primera dilución decimal o 1D. A partir de esta primera dilución se repite el proceso, de forma que, por ejemplo, un compuesto 12D significa que lo has diluido 1012 veces. Imagínate si diluyes algo un millón de millones de veces. ¿Qué pasa? El Influenzinum en este producto está diluido 15D: !1.000.000.000.000.000 veces!

Otro tipo de dilución homeopática es la dilución K. Para realizarla se emplea siempre el mismo recipiente. Por ejemplo, en un recipiente de 100 mL de capacidad, se añaden 100 mL de la TM.  A continuación, se vacía el recipiente y, según dicen los homeópatas, gracias a las fuerzas de absorción y adherencia, queda en el recipiente 1 mL de la TM, aproximadamente. Luego en ese mismo recipiente se añaden 100 mL de alcohol o agua y se obtiene así la dilución 1K, más o menos diluido 100 veces. Si de forma sucesiva se repite eso 200 veces, obtenemos la dilución 200K. Si mis cálculos homeopáticos no me fallan 200K significa que lo has diluido 10400 veces, un uno seguido de cuatrocientos ceros!!!!!!!! El Anas barbarie está diluido 200K. Ya te imaginas que si diluyo de esta forma el “principio activo”, al final lo que tengo es … agua.

Y luego viene lo que los homeópatas llaman la “dinamización” del compuesto, que consiste en … agitarlo (¿?)

En resumen, el Oscilogrip es agua con lactosa. No he encontrado (en PubMed) ningún artículo científico que evalúe este producto. Oscilogrip NO es una vacuna, NO hay ningún dato científico que avale la afirmación de que prevenga la gripe. La buena noticia es que no tienen ningún efecto secundario, porque ... es agua con azúcar. 

Si quieres prevenir la gripe lo mejor es vacunarse con la vacuna de verdad, la que recomienda la OMS, el CDC y el Ministerio de Sanidad, y no gastar tu dinero en Oscilogrip, recomendado por algunas páginas webs, sólo encontrarás información sobre este producto en internet, no en las revistas científicas.  Tú decides de quién te fías más, de la ciencia o de internet.


La web del CDC es una de las más completas y responde a todas las preguntas que te pueden surgir sobre la gripe y sus vacunas.

Si eres farmacéutico recuerda que Farmacia es una carrera de ciencias, que estudiaste bioquímica, química orgánica, microbiología, fisiología, inmunología, farmacología, toxicología, farmacocinética, tecnología farmacéutica, farmacognosia, … No desacreditas tu profesión, no desacredites la ciencia, es una profesión sanitaria cuyo objetivo es curar. Ya sé que la venta de productos homeopáticos dejan mucho margen económico, pero no transformes tu farmacia en un bazar o en un mercadillo medieval. Defiende tu profesión. Ánimo.

viernes, 9 de octubre de 2015

Erradicación de la polio: las vacunas de Salk y de Sabin


¿Por qué se ha empleado la vacuna de Sabin (OPV) si sabemos que produce casos de parálisis asociada a la vacuna?

Existen tres serotipos de poliovirus, PV1 (cepa Brunhilde, aislada originalmente de la médula espinal de un chimpancé), PV2 (cepa Lansing, aislada de un paciente que falleció en 1938) y PV3 (cepa Leon, aislada de una muestra de tejido cerebral de un niño llamado Leon). La principal diferencia entre estos tres serotipos está en una proteína de la cápside del virus, ligeramente distinta en cada uno de ellos. El poliovirus de tipo 2 ha sido eliminado de la naturaleza y ya no se detecta entre la población desde 1999. En las zonas endémicas solo siguen circulando poliovirus salvajes de tipo 1 y 3. Los dos son muy infecciosos y los dos causan poliomielitis paralítica. El de tipo 1 es la cepa de poliovirus más difundida y la principal causa de polio en el mundo. El de tipo 3 se encuentra solo en cantidades muy pequeñas.


El virus de la polio es un Picornavirus. Son muy pequeños (alrededor de 30 nm de diámetro), sin envoltura, con genoma RNA monohebra de sentido positivo.

Clásicamente, existen dos vacunas contra el virus de la polio.  La vacuna inactivada desarrollada por Jonas Salk (IPV, inactivated poliovirus vaccine) comenzó a emplearse en EE.UU. en 1955. La vacuna original consistía en los tres serotipos del poliovirus inactivados con formalina. El virus está destruido, no es infectivo, pero sigue siendo inmunogénico. Si se inactiva adecuadamente esta vacuna no causa poliomielitis. La vacuna de Salk se empleó en EE.UU. desde 1955 hasta 1960 y gracias a ella los casos de parálisis por poliomielitis disminuyeron de 20.000 cada año a 2.500.

La otra vacuna contra la polio fue desarrollada por Albert Sabin y es una vacuna viva atenuada. Sabin obtuvo su vacuna inactiva replicando varias veces los tres serotipos del poliovirus en diferentes animales y células. La vacuna de Sabin, pese a estar compuesta de virus vivos atenuados, fue diseñada para administrarse de forma oral, por lo que se conoce como la vacuna oral de la polio (OPV, oral poliovirus vaccine). Como ocurre durante la infección natural con el virus salvaje de la polio, los virus de la vacuna de Sabin también se replican en el intestino y se excretan en las heces.


Se sabe que en un número muy pequeño de personas, esta vacuna puede causar poliomielitis, lo que se conoce como parálisis asociada a la vacuna, a diferencia de la vacuna inactiva de Salk que no causa la enfermedad. Se calcula que ocurre un caso de parálisis asociada a la vacuna por casa 2,9 millones de dosis. Debido a esto, el empleo de esta vacuna ha sido revisado y cuestionado en varias ocasiones. Sin embargo, siempre se ha decidido que a pesar del riesgo asociado a esta vacuna, compensaba su uso porque esta vacuna OPV, a diferencia de la IPV, tiene un mayor poder de protección en personas no inmunizadas, se administra vía oral no por inyección, induce una inmunidad protectora a nivel de mucosas mayor y la inmunidad probablemente sea definitiva.

La vacuna OPV comenzó a ensayarse en humanos en 1954. En un principio hubo cierto rechazo en EE.UU., pero un comité internacional de la OMS recomendó que se ensayará en varios países en 1957. En 1958 se administró a 200.000 niños en Singapur durante un brote de polio, después a 140.000 niños en Checoslovaquia y a finales de 1959 a cerca de 15 millones de personas en la Unión Soviética. Para mediados de los años 60 se calcula que se vacunaron con la OPV cerca de 100 millones de personas en la Unión Soviética, Checoslovaquia y Alemania de este. Durante todos esos años no se reportó ningún efecto secundario. Esto convenció a otros países, y la vacuna IPV fue finalmente sustituida por la OPV como vacuna de rutina contra la poliomielitis.


La poliomielitis paralítica destruye los nervios motores y produce una parálisis definitiva. 

Sin embargo, tan pronto como comenzó su uso masivo en EE.UU. comenzaron a describirse algunos casos de parálisis asociada a la vacuna. Hubo dudas de si estos casos eran realmente debidos a los virus atenuados de la vacuna o a virus salvajes. En los años 80, gracias al desarrollo de los métodos de secuenciación fue posible comparar las secuencias del DNA de los genomas de las cepas vacunales, cepas salvajes originales y las de los virus aislados de pacientes con parálisis asociada a la vacuna. Los resultados demostraron los genomas de los virus aislados de pacientes con parálisis asociada a la vacuna derivaban de las cepas vacunales de Sabin y no de poliovirus salvajes.

Hoy sabemos que los pacientes que reciben la vacuna OPV al cabo de unos días excretan virus más neurovirulentos que las cepas vacunales. Esta evolución hacia formas más virulentas ocurre durante la replicación de las cepas vacunales en el intestino, donde los genomas virales sufren mutaciones y recombinaciones que eliminan las mutaciones que disminuyen la virulencia y que fueron seleccionadas en los distintos pases que realizó Sabin en distintos huéspedes para obtener las cepas de la vacuna atenuada. 

Si la incidencia de polio es muy alta, como la OPV es más efectiva en la eliminación del virus salvaje y más fácil de administrar que la IPV, se podría admitir el riesgo de los pocos casos de parálisis asociada a la vacuna. Sin embargo, desde que en 1988 la OMS comenzó su iniciativa mundial para la erradicación de la polio y conforme ha ido disminuyendo la incidencia de enfermedad, se hace más difícil justificar el uso de la OPV. En EE.UU. en el año 2000, la vacuna IPV ha vuelto a sustituir a la OPV y como consecuencia ya no hay casos de parálisis asociada a la vacuna en ese país. Ahora que se está próximo a erradicar la polio del planeta, estos casos de parálisis asociada a la vacuna pueden poner en peligro las campañas de vacunación. Por eso, la OMS recomienda una transición global hacia la vacuna IPV, continuando con una estrecha vigilancia epidemiológica.

Según comenta Vicent Racaniello (1), virólogo que lleva trabajando con el virus de la polio desde 1979, no se entiende por qué no se describió ningún caso de parálisis asociada a la vacuna en los ensayos masivos con la OPV que se realizaron en la Unión Soviética en los años 60. Si se hubieran descrito algún caso, muy probablemente la vacuna OPV no hubiera sido seleccionada para las campañas de vacunación masiva. El uso global de esta vacuna ha conseguido prácticamente eliminar la poliomielitis paralítica del planeta. Con la vacuna IPV habríamos evitado los pocos casos de parálisis asociada a la vacuna, pero ¿se habría conseguido el mismo efecto a nivel global? Nunca sabremos la respuesta.

NOTA: Actualmente, sólo quedan dos países en el mundo con polio endémica Afganistán y Pakistan y en lo que va de año ha habido solo 41 casos de polio. Más info: Polio Global Eradication Initiative

Los datos de esta entrada se han obtenido en su mayoría de Why do we still use Sabin poliovirus vaccine? Virology blog (V. Racaniello) (10/9/2015)

domingo, 27 de septiembre de 2015

La enciclopedia genómica de bacterias y arqueas

Objetivo: secuenciar miles de cepas tipo

La Tierra es un planeta microbiano. Los microorganismos sostienen la vida en la Tierra. Nada seria igual si no fuera por los microbios. De alguna forma podemos decir que los microbios dominan la Tierra, mantienen los ciclos biogeoquímicos y el resto de la vida en el planeta. Sin ellos, la vida no sería como la conocemos. Ellos tiene los secretos del origen de la vida, están aquí desde hace unos 3.500 millones de años, nos han precedido y nos sobrevivirán. Pero además son esenciales para nuestro futuro, gracias a ellos y a sus genes podremos encontrar la solución a muchos de nuestros problemas y enfermedades.


A pesar de su importancia, todavía sabemos muy poco del mundo microbiano. En el proyecto Tree of Life, los microbios sólo representan una pequeña proporción, la mayoría de las ramas del árbol de la vida se ocupan de los seres vivos que han aparecido en el planeta los últimos 550 millones de años, pero la evolución biológica comenzó hace 3.500 millones de años con los microbios. Por eso, la inmensa mayoría de las ramas del este árbol son microbios. Lo apasionante es que la mayoría de este mundo microbiano todavía nos es desconocido.

Desde que comenzaron los proyectos de secuenciación de genomas microbianos, y hasta 2009, la mayoría de estos proyectos se elegían por razones prácticas: se secuenciaban los genomas de aquellos microbios que tenía interés médico (porque eran patógenos o potenciales probióticos) y biotecnológico/industrial. Los primeros proyectos de secuenciación se olvidaron de la mayoría de la diversidad microbiana del planeta. Por eso, ya es hora de que comience un proyecto sistemático y coordinado de secuenciación del mundo microbiano. Y esto es lo que proponen un números grupo de investigadores (1): coordinarse para secuenciar el genoma de cada uno de los representantes o cepas tipo de cada especia de Bacteria y Archaea, cuyos nombres están validados por el Código Internacional de Nomenclatura Bacteriana (International Code of Nomenclature of Bacteria), aproximadamente unas 11.000 especies.

Actualmente existen unas 11.000 especies de bacterias y arqueas cuyos nombres están oficialmente validados.

¿Qué es una cepa tipo? La cepa tipo no es el representante arquetipo de una especie, como algunos mal interpretan. Una cepa tipo es el aislamiento original de una bacteria o arquea depositado en una colección de cultivo oficial, obtenido en cultivo puro.  La cepa tipo juega un papel esencial en la definición filogenética y taxonómica de bacterias y arqueas, y permite asignar relaciones evolutivas e identificar nuevas especies. Para definir una nueva especie microbiana es obligatorio su depósito en una colección de cultivo oficial, que permita verificar los resultados y ampliar su estudio conforme la tecnología avanza, empleando  el mismo material biológico original. En España la Colección Española de Cultivo Tipo (CECT) se encuentra en la Universidad de Valencia.

Es necesario conseguir un catálogo genómico de todas las bacterias y arqueas cultivables.

Actualmente, existen unos 25.000 proyectos de secuenciación de genomas de bacterias y arqueas, de los que solo 3.285 corresponden a cepas tipo. Esto supone que el 70% de las cepas tipo no está siendo secuenciado. Hay que tener en cuenta que cada año se validan unas 650 especies nuevas de bacterias y arqueas. Por lo tanto, la primera fase de este proyecto (GEBA-type strain) supone la secuenciación de las 7.830 cepas tipo que siguen sin secuenciar. Además, las cepas que se vayan incorporando cada año, también entrarían en el proyecto. La ventaja es que dentro de muy poco va a ser más fácil secuenciar todo el genoma de una bacteria que hacer toda la caracterización fenotípica clásica que requiere la descripción de una nueva especie bacteriana.


Árbol filogenético de Bacteria. Fuente: Nature 462,1056-1060.

Se suele afirmar que los microorganismos cultivables en el laboratorio representan sólo menos del 1% de todas las bacterias y arqueas del planeta. En realidad, todos los proyectos de secuenciación actuales sólo representan menos del 2,8 % de toda la diversidad microbiana conocida.

Hoy en día ningún grupo de investigación, ninguna colección de cultivo, ni ninguna agencia de financiación por si sola podría llevar a cabo este proyecto de secuenciación de todas las cepas tipo. Se quiere, por tanto, la colaboración internacional. El reto es crear una colaboración global capaz de seleccionar los proyectos más importantes, eliminar las repeticiones y establecer unos estándares internacionales, que validen los sistemas de secuenciación, ensamblaje, anotación y recolección de meta datos. Con muy pocas excepciones, esos estándares comunes no existen. Sin esto, la investigación del mundo microbiano va a ser como navegar sin mapa o sin GPS que ayuden a fijar el rumbo.

En muchos casos, más de un tercio de los genes que tiene una bacteria o arquea son de función desconocida. El descubrimiento de nuevos genes, nuevas funciones y nuevas rutas metabólicas no solo mejorará nuestro conocimiento de la evolución microbiana sino que, sobre todo, abrirá nuevas oportunidades para la biomedicina, la salud, la biotecnología y la industria.

Los microbios todavía nos pueden sorprender y guardar muchos secretos que nos pueden ser muy útiles.

Proyectos de colaboración de secuenciación de genomas microbianos:

Genomic Encyclopedia of Bacteria and Archaea (GEBA), que ha secuenciado unos 250 genomas en un programa piloto.

CyanoGEBA, sobre la secuenciación de 54 genomas de cyanobacterias.

GEBA-Microbial Dark Matter (GEBA-MDM), sobre la secuenciación de bacterias y arqueas no cultivables (la materia oscura del mundo microbiano), con 201 candidatos.


El proyecto de secuenciación del microbioma humano, los microbios de nuestro cuerpo, con los proyectos HMP (Human Microbiome Project) y el consorcio IHMC (International Human Microbiome Consortium), con más de 3.000 aislamientos.


El proyecto de secuenciar mil genomas microbianos en tres años, Ten Thousand Microbial Genomes Project, del Beijing Genomics Institute.

Un proyecto de colaboración entre Sanger Institute y la colección de cultivos tipo inglesa (NTCT), para secuenciar 3.000 cepas bacterianas de la colección.

Los proyectos para analizar y secuenciar la población microbiana del suelo: Terragenome Project del consorcio International Soil Metagenome Sequencing Consortium y el proyecto Earth Microbiome Project (MEP).



(1) Genomic encyclopedia of Bacteria and Archaea: sequencing amyriad of type strains. Kyrpides, N. C., et al. PLoS Biology. 2014. 12(8): e1001920
doi: 10.1371/journal.pbio.1001920.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Somos virus

Obviamente somo algo más que virus. Pero, los virus han podido intervenir en nuestra propia evolución e influyen en nuestra biología. 

Hace unos días, tuve la gran suerte de participar en uno de lo mejores eventos de divulgación científica en nuestros país, #Naukas15, donde la ciencia y el humor tienen su espacio. Os dejo aquí mi intervención, solos son 9 minutos. Espero que os guste.




Si quieres saber más sobre retrovirus endógenos te recomiendo este artículo de divulgación Somos lo que somos porque somos virus y bacterias: el impacto de los microorganismos endógenos en la biología del huésped, que publiqué en Nova Acta Científica Compostelana.

Y si te ha interesado lo del Chlorovirus, aquí tienes un resumen de El "torpevirus": la estupidez es contagiosa, en Naukas.

Todas las charlas y vídeos de Naukas Bilbao 2015.

Mi charla ¿Por qué explotan las granjas de vacas?, en Naukas Bilbao 2014.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Las abejas también vacunan a sus hijos

La transferencia de inmunidad de las madres a la descendencia está muy extendida entre los animales. Los mamíferos, por ejemplo, intercambian una abundante información inmunológica y sobre los patógenos a través de la placenta y de la leche materna, muy rica en anticuerpos. Y es que no hay nada mejor que una madre.

Los insectos carecen de anticuerpos, pero se sabe que las madres de los insectos son capaces de enseñar al sistema inmune de su descendencia a través de los huevos, aunque hasta ahora ignorábamos exactamente cómo ocurría esto.

¿Cómo pueden los insectos preparar inmunológicamente a la siguiente generación a través del huevo, sin anticuerpos?

En un reciente trabajo publicado en PLoS Pathogens (1), los investigadores han estudiado una proteína de la sangre de las abejas que se llaman vitelogenina y que tiene una función protectora contra las enfermedades. La manera en la que las abejas transferían la inmunidad a su descendencia era un misterio, pero ahora se ha descubierto que es algo tan simple como comer, y a través de esta proteína.


En una colonia de abejas, la reina muy raramente abandona el nido, y las abejas obreras se encargan de traerle el alimento. Las obreras recogen multitud de bacterias patógenas del ambiente mientras salen para recolectar el polen y el néctar. Cuando vuelven a la colonia, emplean ese polen para preparar la jalea real, un alimento para la reina que contiene entre otras cosas bacterias del ambiente exterior. La reina al comer esas bacterias, las digiere en el intestino y fragmentos o moléculas de esas bacterias se almacenan en el cuerpo graso de la reina, un tejido con una función similar al hígado, para al final llegar a la hemolinfa o sangre del insecto. 

Esos fragmentos de bacterias se unen entonces a la proteína vitelogenina que los transfiere por vía sanguínea a los huevos que se están desarrollando en el ovario de la reina. De esta forma los descendientes de la reina son “vacunados” y su sistema inmune se prepara para luchar contra las bacterias que se encontrarán en el ambiente cuando crezcan. Este trabajo demuestran que la vitelogenina es el transportador de esas señales que imprimen el carácter inmunológico a la siguiente descendencia.

No hay movimientos anti-vacunas entre los insectos. Las abejas inmunizan a sus descendencia de forma natural contra las enfermedades infecciosas del ambiente.

Los investigadores han empleado como modelo la abeja de la miel, Apis mellifera, uno de los polinizadores más importantes, susceptible de muchas enfermedades y que está disminuyendo su población global a nivel alarmante. Mediante técnicas de hibridación y microscopia han demostrado que la vitelogenina se une a bacterias como Paenibacillus larvae, un Gram positivo que causa la enfermedad de las abejas conocida como loque americana, y Escherichia coli, una bacteria Gram negativa. Pero además, la vitelogenina es capaz de unirse a moléculas concretas, como el lipopolisacárido (LPS) de la membrana externa de las bacterias Gram negativas, o el péptidoglicano (PG) de la pared celular bacteriana. También demuestran que la vitelogenina es necesaria para transportar fragmentos de pared celular de Escherichia coli al interior de los huevos en desarrollo, dentro de los ovarios de la abeja reina. De esta forma, este trabajo demuestra por primera vez que la inmunidad trasgeneracional de los insectos está mediada por esta proteína vitelogenina que sirve como transportador de señales inmunológicos a las descendencia.


La vitelogenina  es una lipoproteina de la yema del huevo que se sintetiza en el cuerpo graso del insecto, de ahí pasa a la hemolinfa o sangre, se une a un receptor en la superficie de las células nodrizas y se incorporan al interior del huevo por endocitosis. Este descubrimiento abre la puerta a la creación de la primera vacuna comestible y natural para insectos. Se podría desarrollar un nuevo sistema de protección de insectos de gran importancia ecológica y económica, como son las abejas. Los humanos  dependemos mucho más de lo que creemos de estos insectos polinizadores y esto puede ayudar a combatir el colapso de las colonias de las abejas.

Además, se ha comprobado que existen varios genes y por tanto varias variantes de vitelogenina. Se especula que quizá algunas variantes sean más sensibles que otras a patógenos y pueda haber incluso distinta especificidad en el reconocimiento de los patógenos. Ya que también existe esta proteína vitelogenina en el fluido seminal, no se descarta que también pueda existir algún tipo de transferencia de memoria inmunológica paterna. 

La vitelogenina aparece en prácticamente en todas las especies que ponen huevos, como peces, anfibios, réptiles, aves e invertebrados. Este trabaja abre también una nueva línea de investigación sobre el empleo de la vitelogenina para transferir inmunidad a la descendencia y de alguna forma vacunar contra determinadas infecciones a las especies ovíparas.

(1) Transfer of immunity from mother to offspring is mediated vía egg-yolk protein vitellogenin. Salmela, H., et al. PLoS Pathogens. 2015. 11(7): e1005015

doi: 10.1371/journal.ppat.1005015